La perspectiva budista sobre otras religiones

Así como existen billones de personas en este planeta, también hay billones de disposiciones e inclinaciones diferentes. Desde la perspectiva budista, se necesita una amplia gama de religiones para satisfacer las necesidades de personas distintas. El budismo reconoce que todas las religiones comparten el mismo anhelo de trabajar por el bienestar de la humanidad. Con esa base común, budistas y cristianos han establecido programas de intercambio para aprender los unos de los otros, en el espíritu de la cooperación y el respeto mutuos.

Debido a que no todo mundo tiene las mismas inclinaciones e intereses, Buda enseñó métodos distintos a personas distintas. Citando este ejemplo, Su Santidad el Dalai Lama ha dicho que es maravilloso que tantas religiones existan en el mundo. Así, como un platillo no le gustaría a todo el mundo, una religión o un grupo de creencias no complacería las necesidades de todos. Por tanto, es en extremo beneficioso que estén disponibles una variedad de diferentes religiones para elegir. Él les da la bienvenida y se alegra por esto.

Diálogo interreligioso

Hoy en día existe un diálogo creciente, basado en el mutuo respeto entre maestros budistas y líderes de otras religiones. El Dalai Lama, por ejemplo, se encuentra frecuentemente con El Papa. En octubre de 1986, en Asís, Italia, El Papa invitó a una gran asamblea a líderes de todas las religiones del mundo. Cerca de ciento cincuenta representantes se encontraron ahí. El Dalai Lama se sentó junto al Papa, y tuvo el honor de hacer el primer discurso. En la conferencia los líderes espirituales discutieron temas que son comunes a todas las religiones, tales como la moral, el amor y la compasión. Las personas se sintieron muy inspiradas por la cooperación, la armonía, y el respeto mutuo que los diversos líderes religiosos mostraron entre ellos.

Claro, si discutimos sobre metafísica o teología, hay diferencias y no hay forma de evitarlas. Sin embargo, esto no significa que tenemos que argumentar con la actitud de “Mi papá es más fuerte que tu papá”. Esto es muy infantil. Es más beneficioso ver las cosas que compartimos en común. Todas las religiones del mundo están buscando mejorar la situación de la humanidad y hacer una vida mejor, enseñándole a la gente a seguir un comportamiento ético. Todas les enseñan a no dejarse atrapar totalmente por el lado material de la vida, o al menos, alcanzar un balance entre el progreso material y el progreso espiritual.

Es de gran ayuda si todas las religiones trabajan juntas para mejorar la situación mundial. No sólo necesitamos progreso material, sino también progreso espiritual. Si sólo remarcamos el lado material de la vida, entonces hacer una mejor bomba para matar a todos sería una meta deseable. Si por otro lado, pensamos de una forma humanista o espiritual, nos damos cuenta del miedo y otros problemas que surgen de construir armamentos de destrucción masiva. Si sólo nos desarrollamos espiritualmente y no cuidamos el lado material, la gente padece de hambre, y esto tampoco es muy bueno. Necesitamos un equilibrio.

Aprender unos de otros

Un aspecto de la interacción entre las religiones es que están compartiendo sus especialidades. Consideremos por ejemplo la interacción entre budistas y cristianos. Muchos cristianos contemplativos están interesados en los métodos para la concentración y la meditación de los budistas. Muchos sacerdotes católicos, abades, monjes y monjas han ido a Dharamsala, India, para aprender estas habilidades, con el fin de incorporarlas a sus tradiciones. Varios budistas han enseñado en seminarios católicos. Yo también, ocasionalmente he sido invitado allí para enseñar cómo meditar, cómo concentrarse, y cómo desarrollar el amor. El cristianismo nos enseñan a amar a todos, pero no explica en detalle cómo. El budismo es rico en métodos para desarrollar el amor. La religión cristiana en su nivel más alto, esta abierta a aprender estos métodos de los budistas. ¿Significa esto que todos los cristianos se van a convertir en budistas? Nadie esta convirtiendo a nadie. Estos métodos se pueden adaptar a su propia religión para ayudarles a ser mejores cristianos.

De igual forma, muchos budistas están interesados en aprender acerca del servicio social de los cristianos. Muchas tradiciones cristianas enfatizan que sus monjes y monjas se involucren en la educación, el trabajo en hospitales, el cuidado de los ancianos, los orfelinatos, etc. Aunque algunos países budistas han desarrollado servicios sociales, por diversas razones geográficas y sociales, no todos los tienen. Los budistas pueden aprender acerca del servicio social de los cristianos. Su Santidad el Dalai Lama, está muy abierto a esto. Esto no significa que los budistas se están volviendo cristianos. Más bien, hay ciertos aspectos de la experiencia cristiana de la que pueden aprender los budistas, también hay cosas de la experiencia budista que los cristianos pueden aprender. De esta manera hay un foro abierto entre las religiones del mundo basado en el respeto mutuo.

Resumen

Hasta ahora, la interacción entre religiones ha ocurrido en el nivel más alto de los líderes religiosos, donde las personas parecen estar más abiertas y tener menos prejuicios. En los niveles inferiores, las personas se vuelven más inseguras y desarrollan una mentalidad estilo equipo de futbol, en la que la competencia y las peleas son la norma. Mantener este tipo de actitud es muy triste, sea que suceda entre religiones o entre las diversas tradiciones budistas. El Buda enseñó muchos métodos diversos, todos los cuales funcionan armoniosamente para ayudar a un espectro muy amplio de personas. Por lo tanto, es importante respetar todas las tradiciones, tanto dentro del budismo como entre las religiones del mundo.