Armonía religiosa, compasión y el islam

Me gustaría decir algo relativo a la armonía religiosa. Algunas veces, los conflictos involucran cuestiones de fe religiosa. Por ejemplo, anteriormente en Irlanda del Norte, aunque el conflicto en un inicio fue básicamente político, en poco tiempo se convirtió en un problema religioso. Eso fue muy desafortunado. Hoy en día, seguidores del shia y el sunni algunas veces pelean unos contra otros. Esto también es muy desafortunado. También en Sri Lanka, aunque el conflicto es político, en algunos momentos uno tiene la impresión de que el conflicto es entre hinduistas y budistas. Es realmente terrible. Antiguamente, los seguidores de diferentes religiones generalmente estaban más aislados. Pero ahora se encuentran mucho más cerca y en mayor contacto, por lo que necesitamos hacer un esfuerzo especial para promover la armonía religiosa.

En el primer aniversario del 11 de septiembre, se celebró una ceremonia de oración en la Catedral Nacional de Washington. Yo estuve en esa reunión y en mi plática mencioné que, hoy en día, desafortunadamente, algunas personas promueven la impresión de que, debido a unos cuantos musulmanes maliciosos, todos los musulmanes son militantes y violentos. Hablan de un conflicto de civilizaciones entre el occidente y el islam. Esto no es realista.

Es totalmente erróneo etiquetar a una religión entera como mala debido a las acciones de un pequeño grupo de personas maliciosas. Esto aplica, de igual manera, tanto para el islam, como para el judaísmo, el cristianismo, el hinduismo y el budismo. Por ejemplo, algunos seguidores del protector Shugden mataron a tres personas cerca de donde resido. Una de las víctimas era un buen maestro, que tenía una postura crítica ante Shugden, y recibió dieciséis puñaladas. Las otras dos víctimas eran estudiantes suyos. Los asesinos cometieron un acto realmente malvado. Pero nadie creería que todos los budistas tibetanos son violentos por este acto. En los tiempos del Buda también había mucha gente que hacía cosas malvadas, no hay nada de especial en ello.

A partir del 11 de septiembre, aunque soy budista y soy externo al islam, he estado realizando esfuerzos voluntarios como defensor del gran islam. Muchos de mis hermanos musulmanes (muy pocas hermanas) me han explicado que si alguien comete una masacre, entonces no es islamista. La razón de esto es que un verdadero musulmán, un verdadero seguidor del islam, sentiría amor hacia toda la creación, del mismo modo que siente amor hacia Alá. Todas las criaturas fueron creadas por Alá. Si alguien ama y respeta a Alá, debe amar a todas sus criaturas.

Un reportero amigo mío pasó un tiempo en Terán en la época del Ayatola Khomeini. Tiempo después, me contó cómo el mulá del lugar recolectaba dinero con las familias adineradas y lo distribuía entre las personas de escasos recursos para ayudar con su educación y a subsanar su pobreza. Este es el verdadero proceso socialista. En países musulmanes, se desalientan los intereses sobre préstamos por parte de los bancos. Así que si conociéramos el islam y observáramos a sus seguidores ponerlo en práctica con sinceridad, entonces, como en el caso de todas las otras religiones, nos daríamos cuenta de que es realmente maravilloso. En general, si conocemos a las otras religiones, podremos desarrollar respeto mutuo, admiración, y nos enriqueceríamos. Por ello, necesitamos esfuerzos constantes para promover el entendimiento interreligioso.

Recientemente, en Lisboa, asistí a un encuentro interreligioso en una mezquita. Fue la primera vez que un encuentro interreligioso se llevó a cabo en una mezquita. Después de la reunión, todos fuimos al salón principal e hicimos meditación en silencio. Fue realmente hermoso. Es muy importante siempre hacer esfuerzos para promover la armonía interreligiosa.

Algunos hablan de Dios, otros niegan su existencia, esto no es importante. Lo que es importante es la ley de la causalidad. Esta es la misma en todas las religiones: no matar, no robar, no cometer abusos sexuales, no mentir. Las diferentes religiones quizás usen métodos distintos pero todas tienen el mismo propósito. Observen los resultados, no las causas. Cuando vas a un restaurante, sólo disfruta los diferentes platillos, más que discutir sobre si los ingredientes de tales platillos vienen de aquí o de allá. Es mejor sólo comer y disfrutar.

Es mejor que las diferentes religiones observen que todas enseñan la compasión como su propósito y meta, y que en ese sentido todas son buenas, en lugar de estar discutiendo si una u otra filosofía es buena o mala. Es realista que se usen diferentes métodos para diferentes personas. Necesitamos adoptar una aproximación y un punto de vista realistas ante esto.

La paz interior está relacionada con la compasión. Todas las principales religiones proclaman el mismo mensaje: amor, compasión, perdón. Necesitamos una alternativa secular para promover la compasión. Aquellas personas que tienen una religión y que son sinceros y serios en su práctica pueden darse cuenta de que la religión que cada quien practica posee un gran potencial para incrementar nuestra compasión. Y los no creyentes (aquellos que no tienen un interés religioso en particular o incluso aquellos que odian la religión) algunas veces no tienen interés en la compasión porque piensan que es un asunto religioso. Esto es completamente erróneo. Si quieres ver a la religión como algo negativo, estás en tu derecho. Pero no tiene ningún sentido tener una actitud negativa hacia la compasión.