Cómo desarrollar amor

El amor universal (el deseo de que todos sean felices y tengan las causas de la felicidad) surge de entender cómo nuestra vida está totalmente conectada con todos los demás. [Ver ¿Qué es la amor?] Cada uno de nosotros es una parte de la humanidad y nuestro bienestar está entrelazado con el de toda la comunidad global; ninguno de nosotros puede escapar de los efectos de una recesión económica o del cambio climático. Interconectados como estamos con la humanidad, resulta totalmente apropiado ampliar nuestro amor hacia todos.

Cultivar amor por los demás automáticamente tranquiliza nuestra mente. Es la fuente última del éxito en la vida. – El Decimocuarto Dalai Lama

Para desarrollar amor, necesitamos valorar nuestra interconexión. Todo lo que comemos, usamos y disfrutamos proviene del duro trabajo de otros. Solo piensen en los miles de personas en diversos rincones del mundo involucradas en la creación del dispositivo electrónico en el cual están leyendo esto ahora. Reflexionar profundamente en esto nos hace sentir conectados y agradecidos con todos, lo cual nos lleva a una profunda sensación interna de felicidad. Así, naturalmente desarrollaremos interés por la felicidad de los demás. Estos sentimientos son la base del amor universal.

Una breve meditación para desarrollar bondad amorosa

Primero necesitamos desarrollar amabilidad hacia nosotros mismos. Si no nos deseamos la felicidad a nosotros mismos, ¿por qué habríamos de desear que los demás sean felices?

Empezamos por sentir con profundidad:

  • Qué maravilloso sería que yo fuera feliz y tuviera las causas de la felicidad.
  • Desearía ser feliz. 
  • Que pueda ser capaz de producirme felicidad.

Una vez que hemos experimentado un fuerte deseo de ser felices, podemos ampliar nuestro alcance y aplicar los mismos pensamientos a un círculo cada vez mayor de seres:

  1. Primero, dirigimos nuestro amor hacia nuestros seres queridos y amigos.
  2. Después lo extendemos a toda la gente neutra que nos encontramos diariamente.
  3. Luego, tratamos de desarrollar amor por personas que no nos agradan en absoluto.
  4. Con el tiempo, dirigimos nuestro amor hacia todo el mundo y todos los seres que lo habitan.

De esta forma, podemos desarrollar nuestro sentido de amor para incluir, no solo a nosotros mismos y a las personas que nos rodean, sino a todos los seres.

Si realmente podemos hacer algo para hacer felices a los demás, debemos hacerlo. Si no podemos hacerlo, entonces podemos imaginar que les damos lo que sea que les produzca, no solo felicidad a corto plazo, sino también bienestar a largo plazo. Esto no se refiere solamente a proveer comida y techo a los desamparados; después de todo, muchas personas ricas y exitosas también son miserable y necesitamos incluirlas en nuestros deseos. Poco a poco, el amor genuino por nuestra familia y amigos, y por cada ser que nos encontremos, surgirá naturalmente, trayéndonos felicidad tanto a nosotros mismos como a los demás.

Video: Matthieu Ricard — “Meditación en el amor altruista”
Para activar los subtítulos, por favor selecciona el ícono “Subtítulos” que está en la esquina inferior derecha de la pantalla. Para cambiar el idioma, por favor selecciona el ícono “Configuración”, después selecciona “Subtítulos" y elige el idioma de tu preferencia. 
Top