Las bases para el comportamiento ético

Las tres principales áreas de la ética: abstenerse del comportamiento destructivo, la disciplina y ayudar a otras personas

Cuando en el budismo hablamos de ética o del comportamiento ético, hablamos de tres áreas distintas. La primera es la de abstenerse del comportamiento destructivo, lo que significa no actuar bajo la influencia de la ira o de la avaricia o del egoísmo, ya sea que intentemos o no causar daño. Algunas veces actuamos egoístamente y ni siquiera nos damos cuenta de que estamos actuando egoístamente, y realmente no tenemos la intención de causar daño a nadie, pero en verdad esto causa mucho daño y muchos problemas.

Si solo queremos obtener las cosas “a manera” y “yo tengo que obtener lo que yo quiero” porque somos egoístas, estamos pensando solo en nosotros mismos - entonces ignoramos a las demás personas, e incluso sin tener la intención de hacerlo, causamos bastante daño. Y, si estamos enojados, entonces perdemos todo el autocontrol, ¿o no? Y hacemos y decimos todo tipo de cosas de las que luego nos arrepentimos y que nos han causado muchos problemas. Así que, esta primera área de la ética es abstenerse del comportamiento destructivo.

Pero, cuando hablamos de ética, estamos hablando de ser disciplinados. Y ser disciplinados significa tomar el control de nuestra vida y no permitirnos caer bajo la influencia de la flojera o de todo tipo de estados mentales perturbadores que nos impiden lograr cualquier cosa en nuestra vida. Así que, el segundo tipo de comportamiento ético es realmente involucrarnos en algo constructivo. Por ejemplo, estudiar mucho y obtener una buena educación. Esto requiere de mucha disciplina ¿o no? - autodisciplina para estudiar, para aprender. Pero, si queremos lograr cualquier cosa positiva en nuestra vida, necesitamos tener cualidades; necesitamos entrenar, y esto requiere disciplina. Esta es un área ética.

¿Por qué es ética? Porque, por supuesto, podríamos entrenarnos para ser, digamos, un ladrón realmente bueno, un muy buen criminal, o podríamos entrenarnos para ser personas que hacen una contribución positiva a la sociedad. Así que, si vamos a entrenarnos en algo, necesitamos realmente decidir qué es lo que será de la mejor ayuda, basándonos en las cosas para las que somos buenos y en cuáles son nuestros talentos. Y parte de eso también es lo que nos gusta, lo que disfrutamos. Y cuando pensamos en términos de lo que disfrutamos, por supuesto, quizás lo que disfrutemos sea ver televisión y jugar con nuestros amigos, pero no podemos hacer eso nuestra vida entera ¿o sí? Entonces, cuando pensamos en términos de lo que disfrutamos, no es tan solo lo que disfrutamos ahora mismo, sino lo que nos dará felicidad a largo plazo en nuestra vida.

El tercer tipo de ética es la ética de realmente involucrarnos en ayudar a las demás personas. No es suficiente entrenarnos para tener buenas habilidades, sino que vivimos en una sociedad con otras personas y es muy importante compartir todas nuestras buenas cualidades, talentos y habilidades con las demás personas. Cualesquiera sean las habilidades que tengamos, podemos usarlas para ayudar a los demás. Después de todo, viviendo en una sociedad, nuestra felicidad depende bastante de la felicidad de la sociedad entera. Así que, es muy importante que, cuando discutamos sobre ética, tengamos una mente muy amplia, no pensar solo de manera estrecha o pequeña. Esto significa, no solo pensar en términos de mí mismo y de mi familia, sino pensar en una sociedad mucho más grande. Y no solo pensar en términos de ahora mismo, sino pensar en términos del futuro y las consecuencias de lo que hacemos.

La base para el comportamiento ético: una actitud considerada

Cuando preguntamos cuál es la base para el comportamiento ético, el principal énfasis en términos de la base es lo que se conoce como “consideración por los demás”. Esta actitud considerada significa que me intereso por mí, por lo que yo estoy haciendo. No solo actuaré inconscientemente cualquier compulsión o impulso que me venga a la mente, sino que me intereso por cuál será el efecto de lo que hago y cómo conduzco mi vida, cuál será el efecto de eso en mí y cuál será el efecto de eso en los demás.

¿Cómo será mi futuro, por ejemplo, si paso mi vida ahora actuando de un modo destructivo, o si soy flojo y no hago nada con mi vida? Especialmente si eres una persona joven, como muchos de ustedes aquí, ¿cómo me ganaré la vida? ¿Cómo lidiaré con la vida, si no me entreno a mí mismo ahora? Si tenemos esta actitud de: “Oh, no me interesa. No importa”, o sentimos que “No hay esperanza, así que ¿para qué molestarse con obtener una buena educación o aprender un oficio o aprender una profesión?”. De este modo, más adelante en la vida, nos arrepentiremos bastante de haber desperdiciado una oportunidad que teníamos.

Así que es muy importante tomarse seriamente el futuro, las consecuencias de cómo estamos conduciendo ahora nuestra vida. Necesitamos desarrollar esta sensación de que es importante - es importante para mí cómo será mi futuro. Si yo no me preocupo por mí mismo ¿quién lo hará?

Tomar las riendas del caballo de tu mente en tus propias manos

Tenemos un término que usamos en el budismo que significa tomar la vida en nuestras propias manos; en otras palabras, tomar el control de nuestra vida. Está descrito en términos del ejemplo de un caballo. Tienen las riendas de un caballo, las cuerdas que el jinete usa para conducir al caballo, y decimos que deberíamos tomar las riendas del caballo de nuestra mente en nuestras propias manos y no dejar que el caballo simplemente corra salvaje o que alguien más tome el control.

Es muy importante intentar tomar el control en términos de lo que voy a hacer con mi vida, qué tipo de persona voy a ser. ¿Seré tan solo una persona floja que no hace nada con su vida? ¿O seré alguien que conduce una vida que es significativa, que es gratificante? Y llevar una vida significativa y gratificante depende bastante de cómo interactuamos con las otras personas. ¿Estoy actuando como una persona amable y servicial o estoy actuando como alguien que es completamente egoísta y que siempre está enojado con todas las personas?

A nadie le gusta alguien que esté enojado todo el tiempo y que pierde los estribos; por lo general, le tienen miedo a tal persona. No quieren realmente estar con ella porque… pueden enojarse con nosotros: “No quiero estar con esta persona”. O alguien que siempre se está quejando y criticando, y así sucesivamente - no es divertido estar con alguien así ¿cierto? Pero, si somos el tipo de persona que piensa en otras, que es sensible respecto a otras, que realmente está interesada en otras y que, en vez de criticar sus faltas o errores, las ayuda a crecer y mejorar, entonces le agradaremos a todos; todas las personas querrán estar con nosotros.

Entonces, el tipo de persona que somos y en la que nos convertiremos depende mucho de la ética. Tomamos en consideración el efecto de nuestro comportamiento y lo que hace en nosotros - el tipo de persona en que nos convertiremos - y consideramos cómo afectará esto a otras personas en mi interacción con los demás. Esta es la actitud considerada.

Esta palabra (bag-yod, sct. apramada) que estoy traduciendo como “actitud considerada” también es la palabra que significa “ser cuidadosos”. Así que, tenemos que ser cuidadosas respecto de lo que hacemos, de lo que decimos, de lo que pensamos. Porque, si caemos en malos hábitos, entonces los hábitos se hacen más y más profundos y automáticamente actuamos de - digamos, si tenemos malos hábitos - un mal modo.

Daré un ejemplo: muchas personas, cuando hablan, usan muchas groserías – un lenguaje muy burdo, tosco. Este es ciertamente el caso del inglés y creo que quizá también en el ruso. No sé sobre su idioma común, pero creo que la mayoría de los idiomas tienen groserías, malas palabras. Y la gente joven muchas veces cae en el hábito de usar este tipo de lenguaje grosero, y luego se vuelve parte tan importante del modo en que hablan que, más adelante en la vida, cuando se ven involucrados en situaciones, entonces, sin siquiera pensarlo, automáticamente surge este lenguaje obsceno, y puede ser muy vergonzoso.

Para prevenir eso, tenemos que ser cuidadosos - somos cuidadosos ahora - respecto de los hábitos que estamos construyendo. Tenemos que ser personas cuidadosas porque nos importa cuál será el efecto de cómo conducimos nuestra vida ahora. Y, por lo tanto, con la disciplina, intentamos tener presencia mental o darnos cuenta de cómo estamos hablando, cómo estamos pensando, cómo estamos actuando, y darnos cuenta de que si, empezamos a entrar en patrones y a construir hábitos, formas negativas de comportarse y demás, estos serán muy difíciles de cambiar más adelante.

Ahora, cuando son jóvenes - muchos en la audiencia lo son - es el momento cuando se forman sus hábitos. Así que, es muy importantes tomar las riendas del caballo de su mente y de su comportamiento en sus propias manos, tomen el control del tipo de persona en que quieren convertirse. ¿Quiero ir en una dirección negativa o quiero ir en una dirección positiva? No sirve decir: “bueno, no puedo tomar el control de mi vida: la sociedad es así, la economía es asá” y tan sólo quejarse, porque, sin importar cuáles sean nuestras circunstancias, aun así, el tipo de persona que somos, depende de nosotros. Incluso si estamos viviendo en las peores condiciones posibles, podemos ser una persona amable o podemos ser una persona muy mala, una persona cruel; podemos ser muy egoístas o podemos intentar vivir en armonía con todas las demás personas.

Video: Khandro Rinpoche — “¿Qué es una preciosa vida humana?”
Para activar los subtítulos, por favor selecciona el ícono “Subtítulos” que está en la esquina inferior derecha de la pantalla. Para cambiar el idioma, por favor selecciona el ícono “Configuración”, después selecciona “Subtítulos" y elige el idioma de tu preferencia. 

El comportamiento ético requiere del darse cuenta que discrimina: saber lo que es dañino, saber lo que es útil

Así que, cuando hablamos de ética en el budismo, no estamos hablando de: “aquí están las leyes, aquí están las reglas, y ahora solo tengo que ser obediente y seguirlas”. Esta no es la aproximación budista. No conducimos nuestra vida como si estuviéramos en el ejército: “¡Sí, señor! Seguiré estas reglas”. No es así. Más bien, la ética en el budismo está basada en lo que llamamos “darse cuenta que discrimina”. Necesitamos discriminar lo que es útil, lo que es dañino. Y dado que todos quieren ser felices y nadie quiere ser infeliz, entonces, si quiero evitar ser infeliz, necesito evitar lo que es dañino, lo que destruirá mi felicidad y la felicidad de otras personas. Si quiero ser feliz, necesito hacer lo que es útil, lo que traerá felicidad.

Y la realidad es que vivimos en una sociedad; no somos el único ser humano sobre este planeta. Y, de este modo, cuando pensemos en términos de cuál es el alcance de la felicidad a la que necesitamos anhelar, es el alcance de la felicidad de todas las personas. Ahora bien, podríamos preguntar: “¿cómo podría hacer felices a todas las personas?”. Y, obviamente, nuestros esfuerzos por sí solos no harán que todas las personas sean felices. Pero, como el Buda dijo, una cubeta de agua se llena gota a gota. Así que, podemos agregar nuestra propia gota a la cubeta. ¿Qué tipo de gota quiero agregar a la cubeta? ¿Será una gota de problemas la que agrego? ¿Una que tan solo causa problemas a otra gente? ¿O quiero agregar una gota que sea un poco de ayuda, cualquiera que sea esta ayuda? Incluso si esa ayuda es únicamente criar una familia de niños que también tengan valores positivos en la vida, esa es una gota benéfica. No tiene por qué ser algo dramático ¿cierto? Así que, todo esto está en nuestras propias manos.

El sentido de los valores que tenemos

Otra base para la ética es un sentido de los valores. Necesitamos tener respeto por las cualidades buenas y positivas, y por la gente que las tiene. ¿A quién admiro? ¿Admiro a un gran criminal o admiro a alguien que es realmente un líder destacado que ayuda a otras personas? Bueno, esta es una pregunta interesante ¿no? ¿Admiro a alguna estrella de rock and roll? ¿Admiro a alguna estrella de cine? ¿A algún deportista? Algunas de estas personas obviamente hacen cosas buenas en la vida, así que está bien. Pero algunas no. ¿O admiro a un gran líder espiritual, por ejemplo, a Su Santidad el Dalai Lama?

¿Cuáles son los valores que considero los más importantes en la vida? ¿Es acaso patear una pelota dentro de una red? ¿O es, de hecho, hacer algo que ayude a la gente con su vida? Podemos aprender a patear una pelota dentro de una red. Está muy bien y entretiene a muchas personas, pero probablemente también podríamos entrenar a un animal a patear una pelota dentro de una red. Así que, a pesar de que esta pueda ser una buena meta, ser un gran deportista, ¿hay algo más en lo que podríamos entrenarnos que quizá un animal no pueda? Y si, ciertamente, somos seres humanos, y podemos hacer una tremenda cantidad de cosas porque tenemos inteligencia, tenemos sentimientos, tenemos la habilidad de realmente, no sólo entretener a otras personas, sino ayudarlas de muchas otras maneras.

Ahora, por supuesto, entretener a otras personas es un modo de ayudar a la gente a relajarse, a calmarse, así que no hay nada negativo en eso. Pero, si tenemos la habilidad de hacer más que eso, ¿por qué no? Podríamos ser ambos, una persona buena para el entretenimiento - una buena deportista - y alguien que trabaja para beneficiar a la sociedad en otros modos. Esto se reduce a un sentido de los valores. ¿Qué ayudará a otras personas? Y entretener es una cosa que ayudará a otras personas. Si las personas están enfermas, cuidarlas es incluso otro nivel de lo que será útil para ellas. Educar a otras personas - otro modo de ayudar a los demás. Si soy un entretenedor exitoso o un deportista, bien. Pero ¿en qué usaré mi dinero y mi fama? Podría usarlos solo para construirme un palacio en el cual vivir, o podría usarlos para construir hospitales y recaudar dinero para otros. Así, un sentido de valores. ¿Qué es importante? ¿Vivir solo en un palacio o ayudar a otras personas?

Y, si nos observamos a nosotros mismos, todos tenemos muchas, muchas habilidades, y todas estas habilidades pueden ser usadas. Lo que es importante es intentar conocernos a nosotros mismos: ¿Cuáles son mis habilidades? ¿Cuáles son mis talentos? ¿Cierto? Todas las personas tienen algunas habilidades. Quizás yo sea un buen cocinero; no tiene que ser algo fuera de lo ordinario. Y, entonces, pensamos: “¿Cómo podría usar esto? ¿Qué uso puedo darle a este talento, a esta habilidad que yo tengo, para ayudar a otras personas?”. Y ayudar a otras personas… claro, si podemos ayudarlas inmediatamente, ahora mismo, en la situación presente - como cocinarles un buen plato o entretenerlas - bien. No hay nada de malo en eso. Pero si pudiera ayudarlas a largo plazo - no sólo ahora mismo, preparándoles una buena comida - ¿no sería eso incluso mejor?

Así que, todo eso está en nuestras manos, en términos de: “Ahora, ¿qué tipo de disciplina tendré? ¿No tendré ninguna disciplina? ¿Una disciplina débil? ¿O seré alguien que realmente tiene autodisciplina sobre la base de la ética?”. Todo esto, como dije, está basado en una actitud considerada, y, entonces, por supuesto, ser considerados, tomar el control de nuestra vida, discriminar entre: “¿Qué será útil? ¿Qué será dañino?” y luego solo hacerlo: entrenarnos a nosotros mismos - construir hábitos positivos; intentar superar los hábitos negativos. Intentar tener presencia mental y darnos cuenta de: “¿Cómo estoy actuando? ¿Cómo estoy comunicándome? ¿Cómo estoy pensando?”. Y no contentarnos con alguno de estos niveles que realmente no esté haciendo que nuestra vida sea muy feliz; siempre podemos hacerlo mejor.

Llevar una vida ética es un modo de ser más felices

Pero, cuando hablamos de hacer las cosas mejor, esto no significa que nos golpeemos – “no soy bueno” - y nos sintamos muy negativamente sobre nosotros mismos, de modo que seguir un tipo de vida ética se vuelva como un castigo. No es un castigo. Necesitamos reconocer que seguir una vida ética o llevar una vida ética, es un modo de ser más felices. Y nos ayuda a llevar más felicidad a otras personas, lo cual, entonces, refuerza nuestra felicidad.

Así, nuestro futuro depende totalmente de nosotros. Qué tipo de persona soy ahora y seré en el futuro - todo esto depende de nosotros. Así que, seamos una persona joven ahora, en la escuela, o seamos una persona adulta o una persona anciana, podemos seguir este curso.

Preguntas

¿Qué deberíamos hacer para desarrollar un sentido de valores?

Para desarrollar un sentido de valores necesitamos reconocer dentro de nosotros que tenemos cualidades positivas: todas las personas tenemos un cuerpo, así que podemos actuar con los demás, hacer cosas. Todos tenemos la habilidad para comunicar. Todas tenemos una mente, así que podemos entender cosas; podemos aprender cosas. Y todos tenemos un corazón - tenemos sentimientos - somos capaces de sentimientos cálidos y amables. Así que, estas son cosas que toda persona tiene, sin importar quiénes seamos. Y nos damos cuenta de que son nuestros materiales de trabajo. Lo que hagamos con ellos realmente depende de nosotros. Y, si reconocemos que tenemos estos materiales básicos de trabajo, entonces tenemos un sentido de autovaloración, de autoestima: “No hay nada malo en mí. Puedo hacer cosas positivas con mis materiales de trabajo”; esto nos da un sentido de valor.

¿Cómo evaluar nuestras buenas cualidades y aplicarlas para el beneficio de otras personas?

Cómo evaluamos nuestras buenas cualidades es realmente una función de mirar dentro de nosotros. Estos materiales de trabajo básicos … no tenemos que mirar muy lejos para darnos cuenta de que los tenemos: que tengo una mente, que tengo un cuerpo, que puedo hablar, etc. No son difíciles de identificar. Y necesitamos examinar: “¿He aprendido algo en mi vida?”. Y, sin importar qué tan jóvenes seamos, ciertamente hemos aprendido cosas en nuestra vida: hemos aprendido a caminar, hemos aprendido a hablar… cosas muy básicas. Y, para ver en qué dirección iremos, en términos de usar nuestras cualidades básicas, entonces vemos: “¿Qué se me ha dado fácilmente? ¿Qué es fácil para mí aprender a hacer?”. Algunos somos muy buenos con el idioma y no con las matemáticas. Algunas personas son buenas con las matemáticas y la ciencia y no son muy buenas con la escritura.

Entonces, tenemos que examinarnos a nosotros mismos, ver: “¿Para qué cosa soy bueno?”. Y también parte de esto es: “¿Qué disfruto? ¿Qué me gusta?”. Tenemos que experimentar nuestra vida nosotros mismos. Lo que haga con mi vida… bueno, yo soy el que va a experimentar mi vida: ¿seré feliz? ¿seré infeliz? Idealmente, intentamos hacer algo con nuestra vida que realmente amamos hacer y que sentimos que es significativo. Y, si de algún modo ayuda a alguien más y a otras personas, esto lo hace significativo. No tiene por qué ser algo grande o dramático, en una escala global.

Así que, evaluar nuestras cualidades positivas depende de ver: “¿Qué he hecho hasta ahora?” y “¿Qué me resulta fácil ahora y me gusta hacer?”. Déjenme dar un ejemplo que algunas personas tienden a pasar por alto. Para algunas personas, su buena cualidad es que les gusta hablar con otras personas: no son tímidas y pueden hablar fácilmente con todas las personas; se sienten cómodas con los demás. Ahora, podríamos pensar que esa no es una cualidad terriblemente buena o una cualidad espectacular, pero realmente es una gran cualidad. Porque, por ejemplo, digamos que trabajan en una tienda. Podrían pensar: “Oh, esa no es una profesión muy emocionante”. Pero si son capaces de hablar agradablemente con la gente que entra en su tienda y tratar con ellas de un modo amistoso - no son personas tímidas ni frías (bien podrían ser un robot trabajando en la tienda) - le gustarán a la gente, les gustará venir a la tienda, se irán de la tienda con una sonrisa en su rostro. Esta es una buena cualidad, algo que valorar. Ayuda a las personas.

¿Qué hacer cuando estamos con una persona que es muy egoísta?

Todo depende realmente de si esta persona es receptiva o no a alguna ayuda. Estoy pensando en el ejemplo de una persona que conozco en Berlín, en donde vivo, que siempre está pensando en sí misma - bastante egocéntrica, habla sin parar solamente sobre sí misma, y principalmente quejándose y criticando. Almuerzas con ella y pasa la mayor parte del tiempo quejándose sobre cómo no podía encontrar la tela correcta para hacer nuevas cortinas en su pieza. Así que, ¿cómo tratas con una persona así? Y la comprensión básica que uno tiene que tener con tales personas es que son extremadamente infelices y muy solitarias. Y, por lo tanto, cuando conoce a alguien, ella está constantemente hablando, básicamente para tener algo de atención. Así que, su intención ciertamente no es hacer que mi almuerzo con ella sea muy desagradable ni muy aburrido, sino que su intención es tener algo de atención y algo de comprensión. Y, así, en tal situación en la cual realmente no puedo decirle algo fuerte (se ofendería mucho) – “Deja de quejarte y hablemos de algo más significativo que las cortinas” - lo que puedo hacer es practicar la paciencia con ella, escucharla con una mente abierta y brindarle algo de comprensión, que puede ayudar a calmarla. Porque, realmente, al hablar así y criticar, ella está muy tensa.

Así que, creo que estas son características de la mayoría de la gente egoísta y egocéntrica. Son infelices, están muy tensas, hablan constantemente y quieren tener atención. Así que, creo que es muy difícil hacer algo más que ayudarlas a tranquilizarse y ser un poco comprensivos y no solo intolerantes. Luego, lentamente, se darán cuenta de que tú estás allí también, no solo como público, sino como participante en una interacción.

Top