Sentir compasión

Una vez que estamos determinados a liberarnos de nuestros problemas y sus causas, trasladamos nuestro interés hacia los demás y, con compasión, desarrollamos el deseo de que se liberen de la misma forma.

Explicación

Una vez que desarrollamos una actitud realista y considerada, el siguiente paso es desarrollar la compasión por los demás. La compasión no es menospreciar a los demás con lástima, sino que se basa en la empatía: sentir lo que sienten los demás. La compasión, entonces, es el deseo de que los demás se liberen del sufrimiento y sus causas, así como nosotros quisiéramos estar libres de ello. No se trata solo de buenos deseos que sabemos que son inútiles; por el contrario, se basa en la confianza de que es posible liberarse de ellos. La compasión también contiene un elemento de voluntad de ayudar y la intención de ayudar en todo lo que podamos, no es algo solamente pasivo. Ayudamos, ya sea de forma física o material, si es necesario, o mentalmente generamos el estado mental que otros necesitan para superar sus problemas, y nos imaginamos que se los enviamos.

Meditación

  • Tranquilízate enfocándote en la respiración.
  • Imagina que has perdido tu casa y todas tus posesiones en un terremoto y tienes que dormir al aire libre, luchando por encontrar comida y agua, y no tienes dinero para reconstruir tu vida. Te sientes totalmente desesperado y deprimido.
  • Imagina cómo te gustaría liberarte de esta situación y darte cuenta de que la causa de tu infelicidad es tu depresión, así que siéntete decidido a liberarte de esta depresión y a encontrar los medios para reconstruirte.
  • Luego, imagina a tu madre en la misma situación y traslada esta determinación de liberarte hacia tu madre y desarrolla compasión - la determinación de que ella se libere.
  • Desea que ella no pierda la esperanza y tenga el valor y la fuerza para reconstruirse.
  • Luego, imagina lo mismo con los cientos de miles de nepalíes que se encuentran actualmente en esta situación y desarrolla compasión por ellos.
  • Realiza el mismo procedimiento para el desequilibrio emocional. Recuerda un momento en el que estabas emocionalmente desequilibrado y, al darte cuenta de que puedes obtener el equilibrio emocional al desarrollar una mente tranquila y clara, genera la determinación de estar libre del desequilibrio.
  • Luego, traslada esto a tu madre, y luego a todos los seres.

Resumen

Así como queremos ser felices y nunca infelices, lo mismo ocurre con todos los demás. Todos quieren estar libres de sus sufrimientos y problemas, al igual que nosotros. Para desarrollar compasión por ellos -el deseo de que se liberen de su sufrimiento-, primero necesitamos reconocer y enfrentar nuestros propios problemas y desarrollar el fuerte deseo de estar libres de ellos. Cuanto más fuerte sea nuestra determinación de eliminar nuestros propios sufrimientos, más capaces seremos de sentir empatía por los sufrimientos de los demás y desarrollar la determinación de ayudarlos a superar también sus sufrimientos. Esa determinación dirigida a los demás como lo que llamamos “compasión”.

Top