Entrevista sobre Tsenzhab Serkong Rinpoche – Dr. Berzin

Otros idiomas
Entrevistador: Quizás si comenzamos por que nos digas cuál fue tu papel con Serkong Tsenzhab Rinpoche en ese período de su vida.

Dr. Berzin: Bueno, básicamente, fui su traductor y discípulo. Me entrenó desde el principio para ser su traductor, por lo que fue un proceso muy largo. En el transcurso de eso, también me enseñó. En su mayor parte, nunca me enseñaba nada a menos que lo tradujera para otra persona. Si alguna vez le pedía enseñanzas, me decía que no, pero si se lo estaba traduciendo a alguien más, estaba bien, lo cual fue muy, muy bueno, muy útil para mí, de hecho, porque me enseñó a hacer cosas por los demás y no solo para mí. Más tarde, cuando sintió que había algunas cosas especiales que era bueno enseñarme, incluso sin que yo se lo pidiera, me las enseñó.

Además de ser su intérprete para las enseñanzas y entrevistas con varias personas, etc., también le escribí cartas en inglés para varias personas cuando fue necesario y organicé sus giras. Hicimos dos giras juntos en Occidente, así que organicé todo eso, conseguí todos los boletos, todas las visas, fui y vine a todas las embajadas, hice todos los arreglos, lo acompañé y lo ayudé en los viajes. Esas fueron mis principales funciones.

¿Cuánto duró este período?

Esto fue durante unos nueve años.

¿Cómo conociste a Rinpoche?

Fui por primera vez a la India en 1969 como becario Fullbright de la Universidad de Harvard para hacer la investigación de mi tesis de doctorado. Cuando fui a la India, conocí muy rápidamente, en aproximadamente una semana, a Sharpa y Khamlung Rinpoches, que eran dos jóvenes tulkus que habían estado con Gueshe Wangyal, el Gueshe mongol calmuco, en Estados Unidos (en Nueva Jersey), y que fue el primero que conocí de la tradición tibetana, así que tuvimos una conexión a través de Gueshe Wangyal.

Había acudido a investigar y escribir una disertación sobre el Tantra de Guhyasamaja. Habíamos leído un poco en Harvard en sánscrito, tibetano y chino y estábamos comparando las versiones, el tipo de cosas que se hacen en la escuela de posgrado en Harvard. No sabía con quién estudiarlo específicamente por lo que, cuando comencé una peregrinación con Sharpa y Khamlung Rinpoches -que inició en Bodhgaya ese invierno- me llevaron a ver a Serkong Rinpoche para pedirle consejo sobre con quién debería estudiar. Esto debió ser en diciembre de 1969 y fue la primera vez que lo conocí.

Me dio el consejo de estudiar con un abad retirado del monasterio de Gyuto que estaba en Dalhousie, pero estaba haciendo un retiro en ese momento. Estaba terminando un retiro de tres años en Yamantaka. No iba a terminar su retiro hasta mayo del próximo año, 1970. Entonces, fui a esta peregrinación, lo cual me dio la oportunidad de comenzar a aprender tibetano hablado, porque en Harvard lo único que teníamos era tibetano escrito. En los meses siguientes en Dalhousie, mejoré mi tibetano hablado y luego fui a ver a este abad retirado cuando salió de su retiro. Le dije: “Serkong Rinpoche dijo que sería muy bueno estudiar contigo y aprender Guhyasamaja”, y él dijo: “Oh, muy bien. La semana que viene voy a comenzar un retiro de tres años en Guhyasamaja. ¿Te gustaría unirte a mí?”; en ese momento me di cuenta de que me estaba metiendo en algo que me sobrepasaba por completo, era absolutamente absurdo, y por eso abandoné esos planes.

El maestro de Sharpa y Khamlung Rinpoches, Gueshe Ngawang Dhargyey, estaba allí en Dalhousie enseñando a muchos tulkus jóvenes, incluido Jhado Rinpoche, el ahora abad retirado del monasterio de Namgyal. Dijeron que estaría dispuesto a enseñarme, porque mientras tanto había visto a Trijang Rinpoche, y él había sugerido: “Bueno, ¿por qué no hacer lam-rim?”. Entonces, Gueshe Dhargyey me aceptó - en realidad, todo esto fue arreglado por Sharpa y Khamlung Rinpoches - para estudiar lam-rim con él, y así lo hice. Fue una oportunidad maravillosa.

La siguiente vez que me encontré con Serkong Rinpoche fue ese verano, creo que fue ese verano o quizás el verano siguiente, no recuerdo exactamente, 1970 o 1971. Hubo una epidemia de cólera en la India, y Su Santidad envió a Serkong Rinpoche a las diversas áreas donde vivían los tibetanos para dar una iniciación de Hayagriva con el fin de ayudar a la gente a tener algún tipo de protección contra esta enfermedad contagiosa. Fui a esa iniciación, así que esa fue la siguiente vez que lo vi y tuve contacto con él.

Luego fue un par de años después de eso, porque Serkong Rinpoche estaba en Nepal. Mientras tanto, nos mudamos a Dharamsala cuando Su Santidad construyó la biblioteca [la Biblioteca de Obras y Archivos Tibetanos]; Gueshe Ngawang Dhargyey se convirtió en el maestro de los occidentales y Sharpa y Khamlung Rinpoches en los traductores. Pregunté si yo también podía ser de ayuda. Su Santidad dijo: “Sí, pero regresa, entrega la tesis, obtén el título y entonces vuelve”, y así lo hice. Así que participé en la creación de la Oficina de Traducción. Mientras tanto, Serkong Rinpoche estuvo en Nepal, creo, dos años. Regresó y luego me encontré con él en Dharamsala. Luego iniciaron los nueve años en que empezó a formarme como traductor y demás.

Cuando lo conociste por primera vez en Bodhgaya, ¿qué tipo de impresión tuviste de Rinpoche? ¿Tuviste una fuerte impresión?

No recuerdo exactamente cuál fue mi impresión. Ciertamente pensé que era una persona amable, pero fue solo una entrevista muy corta con él. Siempre he dudado mucho en comprometerme con cualquier maestro, excepto con Su Santidad. Con Su Santidad, cuando lo conocí por primera vez, en noviembre de 1969, inmediatamente sentí que todo lo que había estado estudiando en Harvard era real, que había una tradición viva y alguien que realmente sabía lo que significaba todo, no que solo adivinara, como si estuviera resolviendo un crucigrama, que era la forma en que se abordaban los estudios tibetanos en aquellos días en Harvard. De hecho, en todas partes de Occidente, creo, eran considerados como los estudios del Antiguo Egipto. Pero con los demás que conocí, como Ling Rinpoche, Trijang Rinpoche y Serkong Rinpoche, los tutores, estaba un poco más indeciso. Con el nuevo Serkong Rinpoche también, no quería tener proyecciones ni nada por el estilo, así que realmente examiné y dejé que pasara el tiempo antes de descubrir lo que estaba pasando.

Comencé a visitar a Serkong Rinpoche con bastante frecuencia y, sin que me diera cuenta, comenzó a entrenarme para que me convirtiera en su traductor. Siempre que iba a verlo me decía que me quedara. Me explicaba palabras y yo me sentaba en el fondo de su habitación mientras la gente acudía a tener una audiencia con él. En cierto modo, me convertí en su aprendiz. Realmente fue como un entrenamiento que tuve con él, para ver cómo manejaba todo tipo de situaciones diferentes.

Un día, estaba hablando con Sharpa Rinpoche y le dije: “Realmente no puedo decidir quién es mi gurú raíz”. Inmediatamente dijo: “No seas estúpido. Por supuesto, es Serkong Rinpoche. ¿No lo ves?”. Esa fue en realidad la forma en que me di cuenta de eso.

Con el joven Serkong Rinpoche también, no quería proyectar sobre él que era el viejo Rinpoche, el renacimiento. Básicamente, vino de su lado. Él fue quien mostró mucha familiaridad conmigo desde los cuatro años. Cuando fui a verlo por primera vez, el asistente preguntó: “¿Sabes quién es?” y él dijo: “No seas estúpido. Por supuesto, sé quién es”, y de inmediato fue cariñoso y se sintió cómodo conmigo.

La primera vez que vi al viejo Rinpoche en Bodh Gaya, no fue realmente una experiencia abrumadora. Pero la segunda vez, en la iniciación de Hayagriva en Dalhousie, Chondzela me impresionó mucho. Chondzela era el asistente más viejo y había estado con Rinpoche desde que tenía seis años. Realmente me llamó la atención. No podía apartar mis ojos de él. Tenía un aspecto muy peculiar, me refiero a un aspecto muy inusual. No tenía la sensación de que fuera alguien muy realizado ni nada por el estilo, pero no podía apartar mis ojos de él.

La formación que te dio Rinpoche como traductor fue bastante interesante, pero ¿eras realmente un intérprete fluido? 

El primer trabajo de interpretación que hice fue para él. Fui a la India en 1969. Había estudiado tibetano en los EE. UU. con un profesor japonés que ni siquiera tenía idea de cómo pronunciar el idioma, y cuando fui a la India, básicamente tuve que actuar como un antropólogo que va a Borneo y averiguar la estructura sonora del idioma y demás. No había libros de texto de los que aprender, y el único libro de gramática tibetana era el de Jäschke, que lo explicaba en términos de gramática latina, lo cual no tenía nada que ver con la gramática tibetana. De hecho, cuando estudiamos en Harvard, el profesor japonés nos enseñó tibetano en términos de la gramática japonesa, que está mucho más cerca de la gramática tibetana, y todos sabían algo de japonés en la clase, así que no fue un problema. Pero tuve que averiguar el idioma y la estructura del sonido que, por supuesto, tiene tonos y demás, por lo que el chino que había estudiado también me ayudó a descubrir el sistema de tonos.

Luego trabajé con Ngawang Dhondup, quien era el profesor de idiomas en la biblioteca. Había escrito un borrador de un libro de texto de tibetano hablado, que le ayudé a finalizar. Fue trabajando con él en la redacción y presentación de este libro de texto que aprendí a hablar el idioma correctamente, la forma en que la gente realmente habla.

Cuando comencé a trabajar con Rinpoche, cuando él comenzó a entrenarme, mi tibetano ciertamente no era fluido, pero aprendí al escucharlo y al entender cómo me explicaba. Explicaba palabras; siempre me pedía que le preguntara cuando no entendiera algo. Luego, en cualquier momento durante ese entrenamiento -él también estaba entrenando mi memoria y recordación, mi capacidad para prestar atención- se volvía hacia mí y me decía: “¿Qué acabo de decir?” y tenía que repetir, palabra por palabra, lo que acababa de decir. O decía: “¿Qué acabas de decir?”. Tenía que repetirlo y luego me daba cosas más largas para que las repitiera.

Con el tiempo, cuando comencé a interpretar para él (o interpretar su tibetano hablado para otras personas), no podía tomar notas, él no me dejaba hacerlo, tenía que recordar y tomar notas después. Con el tiempo, a veces cuando estaba traduciendo y haciendo varias cosas para él durante todo el día, no me dejaba tomar notas hasta la noche, así que tenía que recordar todo el día. Cuando enseñaba, a veces daba un resumen largo de unos diez o quince minutos, y luego se volvía hacia mí y me decía: “Ahora es tu turno”, así que esto me entrenó para hacer eso también.

O cuando estaba enseñando, digamos que estaba enseñando Yamantaka o algo así a un grupo de personas, pero también me estaba enseñando Kalachakra en privado, llegaba a un punto en las enseñanzas grupales de Yamantaka en el que, antes de darme la oportunidad de traducir, comenzaba a explicarme un punto interesante en Kalachakra que era ligeramente diferente de lo que acababa de decir, y cuando terminaba me decía: “Ahora traduce lo que dije antes”.

Entonces, esta es la forma en que me entrenó. Fue excelente, absolutamente excelente. Me preparó mucho para poder traducir para Su Santidad, que fue lo que pienso que Rinpoche siempre tuvo en mente, que me estaba preparando como un regalo para Su Santidad, para poder hacer lo poco de traducción que hice para Su Santidad.

Pero, aunque el entrenamiento se ha hecho con la memoria, ¿hay algo en lo que sea una debilidad tomar notas cuando se está traduciendo?

¿Es una debilidad tomar notas? No sé. Depende de cuánto tiempo hable el maestro. Cuando Su Santidad enseña hoy en día, habla alrededor de diez minutos seguidos, a veces incluso más, y el traductor tiene que tomar notas para poder recordar la secuencia completa de lo que se dijo. Debo decir que yo no necesitaba hacer eso. Incluso cuando Su Santidad hablaba durante mucho tiempo, debido a mi entrenamiento, podía recordar la mayor parte de lo que decía. Pero no traduje mucho para Su Santidad, solo un poco, y solo algunas veces. Lo que sí tenía que escribir, porque no tenía esperanzas de recordarlo, eran los números y los nombres de las personas, especialmente los nombres que no conocía. Aparte de eso, realmente no escribía las cosas. Quizás una palabra aquí y allá con la que no estaba familiarizado. Pero no es una debilidad. Simplemente así fue como me entrenaron, y Rinpoche no decía tanto en un momento.

Volviendo a los tiempos del idioma tibetano y tu comprensión del idioma, ¿Rinpoche tenía un acento particular?

Rinpoche hablaba un dialecto de Lhasa muy puro. Era muy fácil de entender.

¿Como Su Santidad?

Como Su Santidad, pero no tan rápido como Su Santidad. Su Santidad habla extremadamente rápido, con un gran número de abreviaturas y con el vocabulario más amplio de todos los tibetanos. Su Santidad es realmente bastante difícil de entender.

¿Podrías decirnos cuál era el papel de Rinpoche en relación con Su Santidad el Dalái Lama?

Rinpoche era un tsenzhab (mtshan-zhabs), que era el título tibetano. Significa literalmente sirviente del debate, tsennyigi shabchi (mtshan-nyid-kyi zhabs phyi) en tibetano. Muchas personas lo traducen como tutor asistente, pero realmente no le gustaba que se tradujera de esa manera. Siempre fue muy humilde, por lo que no le gustaba que lo llamaran tutor. Su papel consistió en acudir a todas las enseñanzas que Su Santidad recibió para que hubiera alguien que tuviera la formación completa de Su Santidad, de tal forma que luego fuera su compañero de debate. Yo solía traducirlo como compañero de debate experto de Su Santidad. También fue uno de sus maestros, por supuesto, porque dio iniciaciones y transmisiones orales a Su Santidad.

Él era, como lo llamó Su Santidad después de su fallecimiento, su lugarteniente. Él era el intermediario entre Su Santidad y los monasterios. Si había asuntos que atender, en términos de ciertos procedimientos que los monasterios no estaban siguiendo, dado que Rinpoche era una persona muy enérgica, iba y era muy bueno regañando o dando los mensajes de Su Santidad.

Además, como dijo Su Santidad, era un muy buen amigo. La relación de Su Santidad con los tutores senior y junior era muy formal, mientras que con Rinpoche podía relajarse y bromear porque debatían juntos, así que tenía un papel muy especial.

También fue el único tsenzhab que pudo salir del Tíbet. En el Tíbet, había siete; había uno para cada una de las principales divisiones de los monasterios de Sera, Ganden y Drepung. Rinpoche fue el único que salió del Tíbet.

¿Rinpoche habló alguna vez de su vida en el Tíbet?

De hecho, Rinpoche nunca habló de su vida. Bueno, yo no diría nunca, pero casi nunca habló de su vida en el Tíbet. Esa fue una faceta muy interesante de nuestra relación. Ni una sola vez me hizo una pregunta sobre mi vida: mi vida personal, o mi historia, o mis antecedentes, o mi familia. Ni una sola vez. Y yo no le pregunté a él. Vivíamos en el presente, lidiando con aquello con lo que estábamos lidiando, fuera lo que fuera: nuestros estudios, o la traducción, o los viajes que hacíamos juntos, etc. Esto es muy diferente de lo que acostumbramos en nuestras relaciones occidentales.

Sé que pasó mucho tiempo en Lhasa, esto lo supe principalmente por el monje que vivía conmigo. Viví con un monje del monasterio de Rinpoche, y me dijo que Rinpoche, de hecho, pasaba una gran cantidad de tiempo en Lhasa. Tenía una casa en Lhasa porque iba al Potala todo el tiempo para estar con Su Santidad. No sé si realmente dormía en el Potala, probablemente tenía una habitación allí, estoy seguro, pero tenía una casa en Lhasa.

Rinpoche a veces explicaba, como me explicó una vez, el tipo de entrenamiento que había en el Colegio Tántrico Inferior Gyume, al cual asistió. Entonces, habló un poco sobre el entrenamiento. Lo principal que recuerdo es lo estricto que era, solía describir lo estricto que era. Como, por ejemplo, los monjes tenían que dormir en el salón general donde realizaban todas sus prácticas de puyas. Dormían allí sentados con las piernas cruzadas uno al lado del otro, como sardinas, con la cabeza en el regazo del otro, en una fila, de modo que cuando sonaba la campana temprano en la mañana para que se despertaran, simplemente se sentaban e inmediatamente comenzaban a cantar. Explicó este tipo de disciplina que tenían; increíblemente estricto.

De vez en cuando, contaba algunas historias de cuando era niño. Esto era principalmente para demostrar que no era necesario mirar atrás en la historia, a personas como Milarepa, para encontrar ejemplos de personas que tenían poderes extrafísicos y extrasensoriales reales. Usaba el ejemplo de su padre, el primer Serkong Dorjechang, quien fue reconocido como el yogui más grande de su tiempo a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Recordemos que Rinpoche era un niño en ese momento; Serkong Dorjechang murió cuando Rinpoche tenía unos cuatro años. Obviamente, acudió a todas las enseñanzas que dio el viejo Serkong Dorjechang, porque decía haber recibido muchos de los linajes e iniciaciones de su padre. A veces estaba muy inquieto y, al ser un niño, jugaba; para mantenerlo tranquilo y sentado correctamente, el viejo Serkong Dorjechang podía hacer que sus pequeños juguetes, que estaban hechos de masa de cebada, algo así como arcilla, se movieran alrededor de él para divertirlo. Una vez mencionó, por ejemplo, que el viejo Dorjechang tenía la capacidad extrafísica de caminar rápido: poder ir a una velocidad increíble y extraordinaria de un lugar a otro.

No se trataba de, digamos, amigos que se reunían y contaban historias sobre sus vidas porque querían compartir al respecto. Estaba dando una lección. La lección era que estos poderes extrafísicos son reales, que hay personas que realmente los tenían. O simplemente mencionaba, como de paso, cosas como que Shambala en realidad era un lugar, al que solo podíamos ir a través de la meditación, y decía: “Oh, sí. Bueno, mi padre fue allí y trajo una fruta de Shambala y la teníamos en nuestra casa”. Este tipo de cosas. O que -de nuevo, para ilustrar que su padre tenía estos poderes- cuando el viejo Dorjechang llegó al punto en su práctica del tantra en el que podía practicar con un compañero, el Decimotercer Dalái Lama le solicitó una prueba de eso, por lo que Dorjechang ató un cuerno de yak en un nudo para demostrar que tenía control sobre los elementos, lo que obviamente significaba que también tenía control sobre todos sus vientos internos y energías, etc., de modo que podía practicar de esta manera sin violar ninguno de sus votos. De esta forma, Rinpoche explicaba que estas cosas en verdad eran reales.

Eso es algo sobre lo que algunas personas parecen confundirse, porque hay fotografías del viejo Serkong Rinpoche con Serkong Dorjechang. ¿Es esta la encarnación de Serkong Dorjechang?

Ese fue el segundo Serkong Dorjechang que vivió en Nepal después del Tíbet, y ahora el actual es el tercer Dorjechang.

Ahora que revisamos la historia, ¿puedes decirnos quién se considera que es Rinpoche, históricamente?

Este es un tipo de situación inusual. Muy difícil de entender realmente, debo decir. Como mencioné, el Serkong Dorjechang original llegó al punto en el que podía practicar con un compañero, y luego vio que sería beneficioso tener un hijo que continuara con sus linajes. Esto se llama un tugsey (thugs-sras), un hijo del corazón, literalmente (o hijo de la mente, creo que es más literal), y esta persona continúa los linajes especiales, creo, de una manera mucho más especial que simplemente recibir iniciación de él. Entonces, Serkong Rinpoche nació de esa manera.

Ahora, lo que la gente considera es que Serkong Dorjechang fue la encarnación de Marpa, y Serkong Rinpoche - Tsenzhab Serkong Rinpoche - fue la encarnación de Dharma Dode, el hijo de Marpa, al que se le dio un linaje de lo que se llama entrar a la ciudadela (grong-’jug), que es básicamente ser capaz de transferir la conciencia de alguien a un cadáver para revivirlo, algo así; me parece que eso es lo que es. En cualquier caso, él tenía este linaje, pero entonces Ra Lotsawa (y es interesante que Ling Rinpoche sea considerado la encarnación de Ra Lotsawa) vio que no sería beneficioso para el Tíbet ni para el futuro continuar con ese linaje. Entonces, de alguna manera, causó un accidente, en el que Dharma Dode se cayó de su caballo, pero debido a que un pie se atascó en el estribo de la silla, fue arrastrado y murió de esa manera. Serkong Rinpoche siempre tuvo algún problema con su pie, por lo que la gente decía que esto era una señal de eso.

Pero, ¿no fue Kalu Rinpoche a quien también se le considera Milarepa o Marpa? El punto es que hay tanta gente, no tantas, pero a menudo se considera que varios lamas diferentes son la encarnación de la misma figura histórica. Es muy difícil entender lo que eso significa realmente. No creo que signifique literalmente que son la continuidad del continuo mental de esa persona. A menudo, Su Santidad ha explicado que, por ejemplo, cuando lo llaman Chenrezig, un tulku de Chenrezig, dice, bueno, esto se refiere a alguien que tiene las cualidades de Chenrezig. Digamos que, si a alguien se le llama la reencarnación de Milarepa, o Marpa, o Shantideva, o algo así, se puede decir que sus cualidades son las cualidades de esa figura, sin que necesariamente sean la continuidad de su continuo mental. Podrían ser la continuidad, pero es muy extraño cuando a varias personas se les considera la reencarnación del mismo personaje histórico. También hay una diferencia cuando se tiene a alguien como Khyentse Rinpoche que produjo cinco tulkus de cuerpo, palabra, mente, buenas cualidades y actividad; ese es un caso diferente.

Si se consideraba que Rinpoche era Dharma Dode, ¿no sería también considerado Drilbupa?

¿También sería considerado Drilbupa, Ghantapada, en sánscrito? No tengo ni idea. Ciertamente, Rinpoche no hablaba de estas cosas de ninguna manera. Era muy humilde. Nunca hablaba de sí mismo.

Parece que tuviste una relación muy formal con Rinpoche.

¿Tuve una relación formal con Rinpoche? No sé si lo llamaría “formal”. Tradicional, quizás, sea una mejor palabra. Quizás no era formal, pues era informal en el sentido de que lo veía caminar alrededor en camiseta y bata y cosas así. No fue formal en el sentido de que solo lo viera en un trono. Era tradicional en el sentido de que, por ejemplo, no era suave conmigo. Siempre le digo a la gente, porque es algo muy inusual, que en los nueve años que lo atendí, básicamente solo me agradeció dos veces - normalmente, nunca me agradecía lo que hacía por él, lo cual fue un excelente entrenamiento para mí, en el sentido de ¿por qué lo estaba ayudando? El propósito de ayudarlo era poner a disposición de otras personas esta cualidad de maestro, en beneficio de los demás. No era para que me elogiaran y agradecieran y me dieran palmaditas en la cabeza para, como solía poner de ejemplo Rinpoche, que luego yo moviera la cola como lo hace un perro; ese no era el propósito. Y me regañaba constantemente.

Cuando quería que me enseñara, le dije, usando las palabras de los textos: “Enséñale a un burro como yo cómo ser un ser humano. Realmente no tengo habilidades sociales ni la capacidad de tratar con la gente. Enséñame medios hábiles”. Esto fue lo que le solicité, así que Rinpoche me llamó idiota sin piedad. Ese era su nombre principal para mí, gugpa. Sin importar en qué situación me encontrara, si hacía algo estúpido, él lo señalaba; se lo señalaba a todo el mundo. Esto fue muy, muy útil. En ese sentido, era muy tradicional, porque la mayoría de la gente, los occidentales, no pueden aceptar ese tipo de trato, en términos de baja autoestima y cosas por el estilo. Pero si leemos los textos, los maestros suelen ser muy, muy contundentes y enérgicos con los discípulos, y Rinpoche ciertamente era así conmigo. Fue fantástico; fue el mejor entrenamiento imaginable, y eso se ajustaba bien a mí.

Hay algo que me vino a la mente. Cuando estabas interpretando para Rinpoche, obviamente estabas interpretando al inglés, lo que quiere decir que Rinpoche estaba enseñando a los occidentales. Sé que la situación es que a menudo los tibetanos laicos no suelen recibir tantas enseñanzas de los lamas. ¿Es ese el caso, y Rinpoche estaba enseñando principalmente a occidentales?

Bueno, no. Cuando interpreté para él, estaba enseñando a occidentales, pero también a tibetanos. Cuando viajamos, él enseñaba a los tibetanos en Canadá y a los tibetanos en Suiza.

Lo que fue particularmente conmovedor fue que existió un programa -cuando los tibetanos salieron del Tíbet- que consistía en enviar a niños tibetanos huérfanos para que fueran criados por familias suizas. Algunos de ellos fueron a ver a Rinpoche cuando visitamos Suiza. Estaban llorando y muy, muy tristes porque habían sido criados en Suiza; ni siquiera conocían el idioma tibetano. Ese programa se abandonó posteriormente porque fue desastroso desde ese punto de vista. Rinpoche fue muy, muy amable con ellos y los trató de una manera muy compasiva, y algunos de ellos estaban interesados en las enseñanzas.

Canadá, Montreal y Lindsay fueron los principales lugares donde se asentaron los tibetanos en ese momento. Fue en 1980 y 1982 cuando hicimos esos viajes. Luego Rinpoche les enseñó a ellos y a los occidentales que estaban allí, juntos. Traduje para los occidentales, pero también acudieron los tibetanos. Los tibetanos estaban particularmente interesados en que enseñara a sus hijos, así que Rinpoche hizo un poco de eso. Después de la muerte de Rinpoche, fui invitado allí porque pensaron que sus hijos podrían aceptar un poco mejor las enseñanzas de un occidental que de un tibetano.

¿Cómo describiría la enseñanza de Rinpoche a los occidentales?

¿Cómo la describiría?

¿Era tradicional? ¿Era un estilo tradicional?

Eso es difícil de decir. Era tradicional en el sentido de que contaba muchas historias. Le gustaba contar historias. Él -como el joven- tenía un gran sentido del humor. De hecho, se destacaba por la forma en que reía; sacudía todo su cuerpo cuando se reía. A menudo, cuando cualquier tibetano escuchaba un nuevo chiste, siempre lo visitaban y le contaban el chiste porque él lo apreciaba mucho. Entonces, contaba muchas historias, lo cual es bastante tradicional. También enseñaba sin dar tantas citas. Su Santidad el Dalái Lama usa muchas citas, pero Rinpoche sabía que yo no podía entender las citas, y si alguna vez las iba a usar -como cuando estaba enseñando sobre Madyámaka y la vacuidad- entonces me decía las citas de antemano para que no me confundiera con ellas.

Siempre me estaba entrenando. Por ejemplo, si no entendía algo, hacía que todo el grupo esperara diez, quince minutos mientras me lo explicaba, hasta el punto en que lo entendía, y yo tenía que explicárselo a él; se aseguraba de que entendiera correctamente. Esto no era tradicional, pero seguía los textos, y cuando enseñaba textos, enseñaba de una manera muy tradicional. No usaba terminología o método de debate, que sería la forma tradicional de enseñar, pero creo que casi ningún occidental está realmente familiarizado con la forma tradicional real de enseñar. Su Santidad el Dalái Lama enseña de manera tradicional cuando aborda textos difíciles, pero eso no siempre aparece en los libros que se hacen después. Si el traductor es bueno, se verá.

¿Cómo describirías entonces la forma tradicional?

La forma tradicional es con muchas citas y con una presentación de las cosas al estilo del debate.

Entonces, ¿muchas preguntas?

Bueno, sí. Se plantea una pregunta y luego se plantean objeciones a ella, y luego una prueba lógica para refutar la objeción, de la forma en que sería en cualquiera de los textos de Tsongkhapa. Esa es la forma tradicional de enseñar. Además, dependiendo del texto, habrá muchas historias o no tantas historias para ilustrar las cosas. Diferentes estilos.

¿Rinpoche siempre era puntual? Quiero decir, en el sentido de que solo tenía una hora y media de enseñanzas.

Oh, a Rinpoche le interesaba mucho ser puntual, no hacer que la gente se quedara demasiado tiempo, era muy sensible a cuando la gente estaba cansada. Además, al realizar varios rituales, a Rinpoche personalmente no le gustaba hacer las cosas lentamente, por lo que las hacía rápidamente. Hay algunos lamas y algunas personas que cantan muy, muy lentamente. Hay, por supuesto, rituales que hacen en el monasterio en los que hacen este tipo de canto: “aaah-AAAAH-aah-AAH-aah-AAH...”. Aquí en Ganden Jangtse cantan el primer capítulo del Tantra de Guhyasamaja, que dura todo el día, así que eso lo hacen increíblemente lento. Por ejemplo, cuando viajábamos y hacíamos el tsog de Lama Chopa, con el Lama Chopa y textos así, Rinpoche lo recorría en diez minutos. ¿Qué podemos decir? ¿Es tradicional? Depende del monasterio del que formes parte.

¿Rinpoche solo algunas veces hacía el Lama Chopa rápido? ¿Lo hacía de manera diferente cada vez? ¿O estás diciendo que generalmente lo hacía rápidamente porque en realidad no quería hacerlo?

Bueno, lo hacía rápidamente. No recuerdo que realmente lo hiciera con un grupo de occidentales, eso no lo recuerdo. Por lo general, cuando lo haces con un grupo de occidentales, hay alguien que es el líder del canto, el Lama Umdze (bla-ma dbu-mdzad), que es quien establece la velocidad. Rinpoche, siendo Rinpoche, seguía lo que sea que estuvieran haciendo, pero cuando estábamos viajando y lo hacíamos en casa, solo los asistentes, Rinpoche y yo, siempre lo hacía muy rápido.

Antes dijiste que Rinpoche no se preocupaba de que los objetos rituales perfectamente correctos no estuvieran disponibles.

Oh, sí. En ese sentido, no era tradicional. No llevaba consigo elaborados objetos rituales. Si estaba dando una iniciación –para la cual, muy a menudo requería una vasija- solo usaba una botella de leche o cualquier cosa que tuvieran en la casa. Y para los diversos tsakali (tsa-ka-li), los pequeños dibujos de cosas que a veces se usan en diferentes partes del ritual, varias iniciaciones, Rinpoche simplemente las dibujaba él mismo. No llevaba tantas de estas pequeñas imágenes. Sin embargo, hicieron las tormas correctamente cuando las elaboraron.

Rinpoche era increíblemente flexible, por lo que no era rígido con los rituales. Una vez dio un jenang de Manjushri (rjes-snang), un permiso subsecuente, en un monasterio Zen en el norte del estado de Nueva York, en Woodstock. Rinpoche simplemente se sentó en el suelo con todos los demás y casi no hizo ningún ritual, se adaptaba mucho, mucho a la mentalidad Zen. Como digo, era sumamente flexible. Entonces, eso no era tradicional.

Su Santidad el Dalái Lama también es así. Recientemente, en Hamburgo, hace apenas unas semanas, Su Santidad dio el jenang de Manjushri, el compromiso o permiso subsecuente. Para eso, todo el asunto tomó alrededor de tres horas, diría yo. La parte ritual real no tomó más de siete a diez minutos. Su Santidad ni siquiera lo cantó en tibetano. Simplemente lo explicó; no lo tradujo. Simplemente explicó, “blablablá”, así. Todo el tiempo se dedicó a hablar sobre la bodichita.

Así, creo que una de las principales características de Rinpoche es que era el más cercano a Su Santidad en estilo, en amplitud y profundidad de enseñanzas. Rinpoche era un maestro de las cuatro tradiciones del budismo tibetano, las cuatro clases de tantra; acudió a todas las enseñanzas que recibió Su Santidad, por lo que tenía la misma amplitud y la misma flexibilidad. Esto era maravilloso de él, sumamente maravilloso.

¿Rinpoche enseñaba sobre las diferentes tradiciones? ¿Rinpoche presentaba las visiones?

Bueno, Rinpoche enseñó Dzogchen y enseñó a Hayagriva, por ejemplo, una práctica de las visiones Nyingma del quinto Dalái Lama. Estaba muy interesado en los textos Nyingma, los textos tradicionales que provienen del Quinto Dalái Lama. Estuvo muy involucrado en entrenar a los médiums de los oráculos de Gadong y Nechung. Ambos son monasterios Nyingma; hizo muchas cosas con ellos.

Hablábamos de que Rinpoche enseñaba a occidentales, y eso no es exactamente tradicional.

Ya sabes, lo enseñó tradicionalmente en términos de que no rehuía enseñar sobre los reinos de los dioses y los reinos del infierno y este tipo de cosas.

Pero había tibetanos y occidentales allí.

Algunas veces. Eso fue solo en algunos lugares.

¿Rinpoche era bastante directo al tratar con la mente de los occidentales y los problemas de los occidentales? ¿Daba ejemplos directos?

Si. Él era muy sensible a eso.

Dijiste que Rinpoche no viajaba con tantos objetos rituales. ¿Viajaba con algunos textos?

Sí, algunos textos.

Su equipaje debe haber sido pesado en términos de llevarlos.

Supongo que sí. Nunca tuve que cargar con sus maletas; siempre viajábamos con dos asistentes. No era una cantidad excesiva de textos. Básicamente, quería saber qué se le pedía que enseñara y luego elegía los textos apropiados. No llevaba nada adicional.

Entonces, ¿tú organizaste solo dos giras?

Hubo dos giras por Occidente. Sí.

Pero, ¿fueron giras bastante extensas? ¿Cuánto tiempo duraron?

Tendría que buscar eso en mis diarios, pero tal vez fueron seis, siete meses, algo así.

Entonces, estabas interpretando. ¿Rinpoche concedía muchas entrevistas a occidentales? ¿Sucedió eso?

No tantas.

Pero, ¿algunos estudiantes solicitaban verlo?

Algunos estudiantes acudían a verlo, pero no muchos, no realmente. Animaba a las personas a que hicieran preguntas durante las enseñanzas.

¿Qué pensaba Rinpoche de los occidentales y de la mente occidental?

Bueno, lo que siempre solía decir era que nada en Occidente lo impresionaba. “Nada especial”. Como también dice el joven Serkong Rinpoche: “Nada especial”. Lo único que lo impresionó fue que había personas que estaban realmente interesadas en el Dharma.

Como en la Torre Eiffel, su famosa declaración al respecto es: “¿Qué es lo grandioso? Llegas a la cima, luego lo único que tienes que hacer es volver a bajar”. No veía ninguna razón por la que la gente quisiera subir.

¿Qué pasaba con la mente de los occidentales y su neurosis y las condiciones que los afectan? ¿Rinpoche era muy paciente?

Bueno, a menudo la gente hacía preguntas muy locas. Él siempre me dijo que no tradujera literalmente lo que decían, sino simplemente cuál era su significado, qué es lo que realmente querían saber; pero se tomaba a todos en serio. Esta, creo, era una característica muy importante de él.

Recuerdo una vez que un tipo hippie muy drogado fue a verlo con ganas de estudiar los seis yogas de Naropa - no tenía absolutamente ningún antecedente al respecto - y Rinpoche se lo tomó muy en serio. En lugar de echarlo, dijo: “Esto es muy, muy bueno. Si quieres estudiar eso, esto es lo que tienes que hacer primero, y después…”, así.

Los lamas tibetanos no son pastores ni psiquiatras; no son personas a las que acudir si se tienen problemas personales, no están ahí para eso. Todo el punto en las enseñanzas budistas es que te dan enseñanzas y luego las aplicas en ti mismo. En nuestra meditación analítica, lo averiguamos por nosotros mismos. Ciertamente, no animaba a la gente a que acudieran con él y le hablaran de sus problemas personales. En realidad, no mucha gente lo hizo.

Si estaba con una familia, porque la mayoría de nosotros nos quedamos con familias, a menudo el hijo de la familia o la hija -generalmente era un hijo, en realidad-, estaba interesado en el Dharma, y él le daba consejos en términos del deber filial y la devoción filial, por así decirlo, que es más importante cuidar a la familia y cuidar a los padres ancianos y abuelos, cosas así.

Se escuchan historias de occidentales que han acudido con los lamas y les han hecho preguntas bastante estúpidas.

Bueno, hay muchos occidentales que hacen eso, pero no hicieron eso con él. Creo que era demasiado mayor, sí, demasiado mayor para eso. Él era una persona muy aterrizada, por lo que no era como un anciano que se mantuviera alejado de la gente. Creo que fue por respeto que la gente no lo molestara con cosas así.

Por ejemplo, había una familia con la que nos quedamos en Italia que tenía una casa muy grande, y todos los lamas solían quedarse allí cuando viajaban. La abuela era una gran cocinera y decía que, de todos los lamas que la visitaban, Rinpoche era el que más le agradaba. Eso es porque Rinpoche solía salir en camiseta y bata y se sentaba en la cocina mientras ella preparaba el desayuno, hacía sus mantras en la mesa y comía con todos los demás. Casi todos los otros lamas mantenían una distancia muy formal, se sentaban a solas en su habitación, debían tener una bandeja de comida en su cuarto y nunca interactuaban con la familia.

Como dije, los occidentales no acudían a él con ese tipo de problemas personales.

¿Fue fácil conocer el punto de vista de Rinpoche? ¿Escuchas ahora los puntos de vista de Rinpoche en tu mente?

Oh, por supuesto.

¿Puedes decir algo sobre eso?

¿Sus puntos de vista? Eran muy, muy prácticos y completamente aterrizados, mantener tus prioridades claras, este tipo de cosas.

En tu trabajo de traducción para Rinpoche, ¿solían discutir definiciones y cómo representar ciertos términos?

Oh, todo el tiempo. Rinpoche estaba muy preocupado por la terminología, y me animó mucho, muchísimo, a encontrar una mejor terminología, una terminología más precisa. Me explicaba las connotaciones de las palabras tibetanas y luego quería conocer las connotaciones de las palabras en inglés que se estaban usando. Si no eran correctas, entonces trabajábamos juntos para tratar de encontrar un término mejor, este tipo de cosas.

También me animó en un experimento -que, debo decir, abandoné después de su muerte- que consistía en tratar de traducir absolutamente cada palabra al inglés y cada sílaba de cada palabra. Porque decía que las palabras tibetanas son como... podemos extraer el significado de cada sílaba. Cuando leemos comentarios, explican cada sílaba de una palabra de varias sílabas. Aunque lo intenté y lo usé, tuve que modificarlo más adelante; creo que me fui al extremo.

Entonces, dices que Rinpoche te estaba animando a...

Ser inventivos y ser más precisos, y estar atentos a las connotaciones incorrectas, porque esto fue lo que observamos juntos a partir de las preguntas que la gente hacía, en cuanto a cuáles eran las áreas en las que tenían malentendidos y por qué había surgido ese malentendido. 

Preguntaste acerca de preguntas tontas. Recuerdo que una vez estaba interpretando para Su Santidad, un discurso en Dharamsala, y Rinpoche estaba allí. Como le gusta hacer a Su Santidad, invitó a que se hicieran preguntas por escrito, así que yo tenía estas preguntas escritas para revisarlas por la noche y elegir las que se harían al día siguiente. Rinpoche quería que le leyera estas preguntas, y las que eran preguntas sin sentido o preguntas tontas las rechazaba de inmediato. De hecho, a veces agregaba preguntas de las que sería interesante escuchar la explicación de Su Santidad, que serían beneficiosas para los estudiantes. Entonces, sí lidió con algunas cosas extrañas que los occidentales preguntaban.

Dijiste que Rinpoche te estaba sugiriendo traducir cada sílaba...

Cada sílaba, incluidos los nombres de las personas, como hacen los tibetanos, del sánscrito al tibetano.

¿Del sánscrito?

Sí.

¿Has completado todo el trabajo que Rinpoche te solicitó que hicieras?

¿He completado todo el trabajo que me sugirió Rinpoche? No me sugirió que hiciera nada. Lo que hice fue mi decisión, completamente mi decisión.

¿No hay ningún texto que estuvieras traduciendo con su guía?

Bueno, lo que hizo fue que me animó muchísimo a aprender a leer por mi cuenta, ya que dijo que no hay nadie que pueda explicar todos los textos que quiero aprender, así que yo debía aprender a leerlos por mí mismo. Entonces, si tenía preguntas, podría hacerlas. De esta forma, leí bastantes comentarios mientras él estaba vivo y él respondía a mis preguntas. Mientras los leía, hacía una traducción aproximada y burda de ellos, así que intenté prepararlos para mi sitio web; muchos de ellos todavía no están en una forma pulida. Debido a que muchos de ellos abordan el tantra, dudo mucho en publicarlos en el sitio web.

En cualquier caso, lo que fue muy bueno fue que durante unos años después de eso, Su Santidad aceptó desempeñar ese papel conmigo, asumir ese papel, debería decir, y continuar respondiéndome preguntas de mi lectura. Esto fue muy, muy útil. Supongo que me sugirió varios textos para que los leyera, pero no fue como si me diera una lista. Cuando terminaba un texto, él me decía el siguiente, no me dio una lista de diez y dijo: “Haz esto”.

Sería increíble, todos estos textos, entonces, aunque no puedas ponerlos en el sitio web.

Tengo toneladas de material, miles de páginas. Bueno, algunos de ellos están en el sitio web de Kalachakra, ahí lo tienen. Es solo que no tengo tiempo para hacer esto. Los textos de Kalachakra se publicaron en el sitio web de Kalachakra. Mi amigo Wolf Saumweber hace un sitio web de Yamantaka, Guhyasamaja, Chakrasamvara y Vajrayoguini, por lo que subió la mayoría de las cosas allí, pero el problema es que no están editadas.

El de Guhyasamaja, el que...

No estoy muy seguro. El Centro Jamyang en Londres tiene el Guhyasamaja. De todos modos, tienen mis textos y están ahí. Controlan el acceso, ya sabes, utilizando códigos de acceso secretos y todo este tipo de cosas, y entrevistando a las personas para que puedan acceder a los materiales. Ciertamente no quiero tener que lidiar con eso. Lo que en algún momento quiero hacer -tengo mucho que hacer, nunca podré terminarlo todo- es al menos revisar todo este material y simplemente vincularlo a mi sitio web. Entonces, cualquiera que quiera acceder puede pasar por su mecanismo para obtener permiso. En algún momento lo haré, pero realmente me siento un poco incómodo porque no están bien editados. Aunque se indica que no están editados, que no están en inglés correcto, que son mis notas preliminares, ciertamente mucha gente se ha beneficiado de ellos, así que están ahí.

Tengo toneladas de esas cosas. Una vez calculé para una recaudación de fondos que tengo el equivalente a unas 40.000 páginas de manuscritos. Bueno, nunca hice nada más en mi vida. Yo nunca trabajé. Solo hice esto.

Además, lo que quería agregar era que Rinpoche era un maestro muy tradicional en este sentido también, que realmente se aseguraba de que yo no dependiera de él. De esta forma, me volvería independiente y sabría cómo hacer mi propio estudio, sabría cómo hacer mi propia investigación, sabría qué preguntar a los lamas y qué no preguntar, valerme por mí mismo. Él también me entrenó para ser maestro.

¿Qué te enseñó en términos de qué no preguntarles a los lamas?

Preguntas estúpidas cuya respuesta puedes encontrar en un libro.

¿Y este tipo de preguntas personales?

Y preguntas de índole personal. Bueno, él nunca me preguntó y yo nunca le hice preguntas personales. Esas son cosas que se supone que debes resolver tú mismo a partir de las enseñanzas, y luego creces. Es el mismo método que utiliza un terapeuta. Un terapeuta no te da todas las respuestas. Un terapeuta te hace pensar y resolverlo y obtener la información por ti mismo. Así es como creces. Eso es muy difícil como maestro occidental, y muy difícil como maestro en general, porque te gusta dar respuestas claras, pero eso no fue lo que hizo el Buda. El Buda hizo que la gente pensara por sí misma.

¿Rinpoche era diferente con diferentes personas? ¿Regañaba a algunas personas, pero era muy amable con otras?

Si. Rinpoche era diferente con diferentes personas, pero no dudaba en regañar a la gente.

Entonces, ¿algunas personas lo considerarían bastante iracundo?

Si. Podía ser un anciano alegre y ciertamente le gustaba bromear, pero cuando veía que era útil regañar a alguien, lo hacía. No creo que haya regañado a nadie al mismo nivel que me regañó a mí; o tal vez a Alan.

Porque podías manejarlo.

Bueno, pudimos manejarlo, y fue increíblemente amable, ciertamente no abusivo. Además, esto es lo que está involucrado en lo que yo llamo la relación saludable con el maestro espiritual, confiarte al maestro. Básicamente tienes un contrato y el contrato es que: “Todo lo que hagas, lo voy a ver como una enseñanza para mí y como beneficioso para mí y, por lo tanto, nunca me enojaré”. Eso no significa que abandones todo juicio, en términos de lo que es apropiado e inapropiado con el Dharma. Como mencioné, Rinpoche me detenía en cualquier momento y en cualquier situación y decía: “¿Qué acabo de decir? Repítelo”. No podía responderle: “Bueno, ahora no” y darle una excusa.

Él me llamaba idiota y todo eso; nunca me enojé. De hecho, solía reírme con nerviosismo. Solía hacerme reír de una manera nerviosa cuando me llamaba así, y todos, todos los tibetanos, pensaban que era muy, muy bueno.

Mencionaste a Su Santidad, que Rinpoche era como un amigo de Su Santidad. ¿Quiénes eran los lamas que eran los amigos más cercanos de Rinpoche?

¿Quiénes eran los lamas que eran los amigos más cercanos de Rinpoche? Bueno, cuando viajaba con él, lo que noté fue que, con quienquiera que estuviera, lo trataba como a su amigo más cercano. Sé que era un amigo muy cercano de Ratra Rinpoche (el que está en Ginebra ahora), y sé que era muy cercano de Chogye Trichen Rinpoche (el difunto líder de una de las tradiciones Sakya), porque trabajaron juntos en el departamento religioso cuando se estableció por primera vez. Ciertamente estaba muy cerca del viejo médium de Nechung. Solía visitar a Rinpoche todo el tiempo, pero no sé si fue porque Rinpoche lo entrenó; no sé si eran amigos en igualdad de condiciones. Todo el mundo veía a Rinpoche como un maestro, por supuesto.

Mencionaste que entrenó a los médiums, pero ¿de qué manera?

Los médiums tienen que hacer una gran cantidad de retiros de varias deidades y cosas de purificación, una dieta especial y cosas por el estilo. Era muy cercano del antiguo médium de Nechung y muy cercano del joven, incluso antes de que lo reconocieran como el médium. Solía venir todo el tiempo a la casa de Rinpoche. Además, estaba muy cerca del de Gadong, el médium de Gadong; lo entrenó.

¿Y los tutores de Su Santidad? ¿Rinpoche estaba muy cerca de ellos?

¿Rinpoche estaba cerca de los tutores? Los consideraba sus maestros, por lo que fue muy formal con ellos, como es con Ling Rinpoche en esta vida. Son muy formales entre ellos. Rinpoche, cuando era un niño, quiero decir, puedo recordar que ambos eran formales, Ling Rinpoche tenía unos tres años y Serkong Rinpoche cuatro -creo que hay dos años de diferencia o un año de diferencia, algo así - y Rinpoche se negó a sentarse en el mismo asiento que él o al mismo nivel que él, tenía que sentarse más abajo. Ese es un fuerte instinto de una vida anterior. Es muy, muy respetuoso.

A pesar de lo que podría llamarse una amistad con Su Santidad, no lo sé, nunca los vi a los dos totalmente solos. Pero en las enseñanzas, Rinpoche se sentaba junto a Su Santidad y nunca lo miraba; siempre miraba hacia abajo, de la forma en que se supone que debe ser. También solía regañarme muy, muy fuertemente, si estaba traduciendo para Su Santidad y me movía una pulgada, o movía mis manos, o algo por el estilo. “Se supone que debes mirar hacia abajo. No mires a Su Santidad como si estuvieras viendo a un animal en el zoológico. Mira hacia abajo y no muevas las manos. Simplemente sé el conducto para que se transmitan sus enseñanzas”. Entonces, yo solía estar de un lado de Su Santidad y Rinpoche del otro lado, por lo que me miraba por el rabillo del ojo para ver cómo me estaba comportando. Él era muy bueno. Era excelente.

¿Su Santidad hizo comentarios sobre lo humilde que era Rinpoche?

Sí. Su Santidad siempre mencionó lo humilde y aterrizado que era. A Rinpoche no le gustaba viajar de ninguna manera elegante. Realmente no le gustaba que la gente lo llevara a restaurantes caros, decía: “Podemos comer en casa”. Si viajábamos, él siempre prefería el tren de tercera clase, como Gandhi. “La primera y la tercera clase llegan al mismo tiempo”, decía, “¿por qué gastar el dinero en eso?”.

Estabas contando una historia sobre cómo, cuando Rinpoche estaba en la casa de alguien, quería dormir afuera.

Sí. Estábamos alojados en la casa de una familia muy, muy adinerada en Suiza. Estaba justo al lado del lago de Zurich. La mujer de la casa, que era estudiante de Dharma, siempre se sentía muy incómoda en esta enorme, enorme mansión. Cuando fuimos a quedarnos allí, la habitación que preparó para Rinpoche era la biblioteca con paneles de roble y todo de cuero, absolutamente la habitación más elegante que puedas imaginar. También había una terraza con mosquitero, que en realidad tenía una vista muy hermosa del jardín y el lago. Rinpoche vio esto y dijo: “Quiero dormir en la terraza”, y por eso durmió en la terraza todo el tiempo. Tuvimos que mover algún catre o algo así para que él durmiera allí. Básicamente, le estaba enseñando a la mujer que no tenía por qué sentirse incómoda en una casa como esta; solo encontrar la parte que te gusta y quedarte ahí.

Siempre enseñó de maneras muy indirectas como esa. Como enseñarme porqué Guhyasamaja estaba muy por encima de mis posibilidades cuando llegué por primera vez a la India, sentando las bases para esa situación. Porque con toda seguridad él sabía que el abad retirado estaba en un retiro de tres años e iba a hacer otro retiro de tres años después de eso y que yo no tendría oportunidad de estudiarlo realmente. También sabía que me causaría una tremenda impresión, y así fue.

¿Cuál fue la conexión de Rinpoche con Spiti? ¿Cómo surgió eso?

¿La conexión de Rinpoche con Spiti? No sé cómo empezó inicialmente; no tengo ni idea. Ya sabes, existe este verso: “Que el Dharma se extienda y crezca donde no ha crecido. Que aquellos que no han desarrollado la bodichita la desarrollen, y aquellos que la han desarrollado, la desarrollen más”, etc. A Rinpoche le gustaba mucho ir a áreas realmente remotas donde la gente no tenía acceso al Dharma, pero quería tener acceso al Dharma, y Spiti era una de estas regiones. La situación del Dharma estaba muy degenerada allí. La gente no tenía mucho, era muy difícil llegar, un lugar increíblemente pobre, muy sucio, sin instalaciones, sin caminos, etc. A ese lugar fue. Allí también había muchos elementos del ejército tibetano en la frontera del Tíbet. Subía incluso montado en yaks (hay una foto de él en un yak) hasta los lugares fronterizos más altos, donde estaba la división tibetana del ejército indio, para enseñarles. Esto es muy, muy inspirador. Luego, debido a que reformó el budismo allí, se volvió como el santo del valle.

Este es un muy buen ejemplo. He tratado de seguir eso en mi vida, mi enseñanza, de intentar siempre ir a las áreas más remotas donde la gente realmente no quiere ir a enseñar. Creo que esta es una tradición muy importante que aprendí de él.

¿Viajaste a Spiti con Rinpoche?

Una vez, cuando Su Santidad dio la iniciación de Kalachakra. Eso fue justo antes de que Rinpoche falleciera, así que sí, lo hice.

¿Rinpoche hizo retiros allí, hizo muchos retiros?

Si. Bueno, hizo un retiro allí justo antes de morir. Después de la iniciación de Kalachakra, hizo un retiro. Luego, después de eso, fue a enseñar el Bodhicharyavatara en un campamento del ejército, pero lo suspendió a la mitad y luego fue a este otro lugar, donde falleció.

Recuerdo que escuché, o tal vez leí, cuando dijiste algo sobre los comentarios de Rinpoche en torno a cómo las personas no debían comentar que iban a un retiro.

Correcto.

Entonces, ¿nunca sabías qué estaba haciendo Rinpoche en términos de sus retiros?

No, no sabía que iba a hacerlos. Bueno, déjame pensar. ¿Sabía que iba a hacer un retiro? Podría haberlo sabido. Realmente no lo sé. Realmente no lo recuerdo.

Rinpoche solía decir que hay muchas formas diferentes de hacer retiros, así que una forma -que es la forma en que él siempre me animaba a hacer mis retiros, y yo hice todos mis retiros de esta manera- era hacer una sola sesión por la mañana, una sesión por la noche, dedicarme a mis actividades diarias y no decirle a nadie lo que estaba haciendo, ya que no es asunto de nadie. Entonces, así y lo hice y me imagino que Rinpoche muchas veces lo hizo así también. 

¿No decía que tenías que hacer cuatro sesiones?

No. No tienes que hacer cuatro sesiones; eso no es obligatorio. Y no tienes que establecer un límite para el retiro, poner las piedras a cierta distancia y hacer una lista de quiénes están autorizados dentro del límite, eso no es necesario. Era muy, muy práctico y con los pies en la tierra. Esto es maravilloso.

Suena como un lama excepcional.

Lo era, lo era. El único que conozco con esa cantidad de flexibilidad y practicidad es Su Santidad. Como dije, los dos son muy, muy similares.

A menudo escuchamos: “Bueno, este lama es como una emanación de tal o cual deidad”. Debido a que Rinpoche era muy privado -y tradicionalmente no se discute cuál es tu práctica privada- ¿sabes si hay ciertos tipos de prácticas con las que Rinpoche estaba alineado?

No sé. Eso es difícil de decir. Ciertamente estaba muy interesado en Kalachakra; él era uno de los maestros de Kalachakra de Su Santidad, y ciertamente estaba interesado en estas prácticas Nyingma del Quinto Dalái Lama, especialmente Hayagriva, que él enseñó: dio la iniciación a Su Santidad. Eso lo sé. Viene del monasterio de Ganden Jangtse, por lo que Guhyasamaja es su práctica principal. Estuvo en Gyume, el Colegio Tántrico Inferior, por lo que hacen la combinación de Guhyasamaja, Yamantaka y Chakrasamvara. Ciertamente estaba interesado en muchas de estas prácticas. La forma de Vajrapani Mahachakra - la forma anutarayoga de Vajrapani - sé que él también le había dado esa iniciación a Su Santidad. Ciertamente él estaba interesado en eso.

Vajrapani secreto. ¿Es ese?

Sí. Además, no olvidemos que Serkong Rinpoche fue el maestro de debate de Su Santidad. Aunque la gente podía conocerlo en Occidente por dar muchas iniciaciones y enseñanzas sobre los diversos tantras, o Lama Chopa, o los seis yogas de Naropa, o este tipo de cosas que él enseñó, o los manuales de la puya de fuego y cosas de la autoiniciación y demás, lo principal era la lógica y el debate. Era un maestro absoluto en eso, pero esto no se lo enseñó a los occidentales. Los occidentales no eran capaces de seguir eso. Era el maestro del debate, ese era su trabajo.

En la última parte de la vida de Rinpoche, ¿seguía haciendo este debate con Su Santidad?

¿Seguía haciendo este debate? No tengo ni idea.

¿No te enseñó a debatir?

No. Nunca quise aprender a debatir. Aprendí a ser capaz de leer textos de debate, pero eso no hubiera sido bueno para mi personalidad. Esto lo decidí cuando vine por primera vez a la India.

¿En qué sentido?

¿En qué sentido? Era un estudiante graduado de Harvard superinteligente e intelectual, muy arrogante y sin habilidades sociales, y si me hubiera involucrado en el debate, me hubiera convertido en lo que llamaría un “monstruo del debate”. No hubiera sabido cómo apagarlo y simplemente me habría vuelto más agresivo intelectualmente de lo que ya era. No hubiera sido bueno para mi personalidad en lo más mínimo. Si era para desarrollar las habilidades del pensamiento analítico disciplinado, eso ya lo tenía. Puedo leer los textos de debate y seguir el formato, pero no, gracias, debatir en sí mismo no me ayudaría.

Entonces, tenías que tomar más de...

Más del lado de la bodichita, más desarrollo de la imaginación con prácticas de visualización y este tipo de cosas.

¿Y la devoción al gurú?

Y la relación con el maestro. No lo llamaría “devoción”; ese término me parece muy, muy confuso.

¿Por qué?

Porque implica ser un sirviente o esclavo ciego: “Lama, Lama, dime qué hacer”. Esa no es del todo la palabra apropiada...

La palabra inglesa.

La palabra inglesa devoción, este es un buen ejemplo. La gente se deja engañar por la connotación de la palabra inglesa. La palabra tibetana significa confiarte a alguien más, e implica confianza y una relación saludable. Es la misma palabra que se usa para describir la relación con un médico. No diríamos que tenemos devoción por los médicos.

Pero tienes que abrir tu corazón, ¿no?

Bueno, abres tu corazón en el sentido de confiar en la persona.

Completamente.

Correcto, basado en un examen sumamente detallado, pero confianza no significa fe ciega, porque dice muy claramente en los textos que si el maestro te dice que hagas algo que está en contra del Dharma, te disculpas cortésmente o preguntas: “¿Podrías explicar tu pensamiento detrás de esto?”. Lo mismo en términos de si te piden que hagas algo que está más allá de tu capacidad o que no puedes hacer. Entonces te disculpas; explicas cortésmente.

Pero todavía está el hecho de que alguien es superior...

Bueno, es una situación jerárquica. El gurú no es nuestro amigo.

No. Me refería más a aquellos con capacidades superiores que tienen razón, pero aún tienen fe y...

Bueno, el punto es que tienes que estar calificado como estudiante, como discípulo. Es por eso que en el libro que escribí, Relacionarse con un maestro espiritual, señalo los diferentes niveles de un buscador espiritual, los diferentes niveles de un maestro y los diferentes niveles de la relación con el maestro. Lo que se describe en los textos es un nivel de relación muy avanzado para un estudiante muy avanzado y un maestro muy avanzado, los cuales deben estar extremadamente bien calificados, y hay listas de tales cualificaciones, por lo que la mayoría de las personas no están del todo listas o preparadas para entrar en ese tipo de relación. Tienes que ser emocionalmente estable y maduro.

Tuviste una gran oportunidad de desarrollar una relación.

Tuve una oportunidad increíble. Realmente maravillosa.

Con el maestro, no le preguntas qué hacer, eso es lo que hace un niño. Lo que haces es decir: “Pienso hacer esto. ¿Tiene alguna objeción?”. Luego, si hay alguna objeción, el maestro lo dirá. El objetivo es entrenar al estudiante para que se convierta en un buda, para que sea independiente.

Pero han estado haciendo las cosas mal durante mucho tiempo, obviamente.

¿Los estudiantes? Bueno, cierto. Si están haciendo algo mal, el maestro lo señalará.

¿No estaba con Rinpoche cuando falleció?

¿Cuándo falleció Rinpoche? No. Lo había visto unas semanas antes. Eso fue en Spiti después de la iniciación de Kalachakra, así que dijo: “Adiós. Vuelve a casa”, y él iba a este retiro, luego iba a enseñar, y luego, presumiblemente, regresaría.

No dio ninguna ... ¿No recuerdas ninguna indicación?

¿Alguna indicación? Quiero decir, dio indicaciones a otros. La única indicación de la que me di cuenta fue muy divertida porque había organizado un autobús de estudiantes occidentales desde la biblioteca. Aproximadamente 30 de nosotros alquilamos un autobús y pasamos por toda la burocracia para obtener los permisos de la línea interior, porque nadie tenía permitido entrar a Spiti en aquel entonces; los extranjeros no estaban permitidos. Quiero decir, fue realmente una aventura increíble con este autobús, los permisos y todo lo que pasó. De todos modos, fui como el organizador de esto, y cuando llegó el momento de regresar a Dharamsala una persona en el autobús se había ido al monasterio de Kyi, que está más arriba en el valle. No debería haberse ido, así que tuve que ir a buscar a esta persona –la cual en realidad fue una muy buena oportunidad para visitar el monasterio de Kyi- para que regresara a tomar el autobús de tal forma que pudiéramos volver a bajar.

Otro estudiante occidental de Rinpoche, Gianni, este italiano, Gian-Luigi Borasi, vino a ver a Rinpoche para despedirse, y Rinpoche preguntó algo en inglés. Ahora, Rinpoche nunca jamás hablaba inglés. Nunca dio la apariencia de que supiera inglés. Aunque uno podría suponer que podía entender un poco, porque cuando yo estaba traduciendo, si alguna vez cometía un error, casi siempre Rinpoche lo sabía y me detenía para preguntarme lo que acababa de decir, de tal forma que yo se lo decía de nuevo en tibetano, y él me corregía. Sin embargo, cuando Gianni vino a verlo, Rinpoche preguntó en inglés, porque no había traductor: “¿Dónde está Alex?”. Esto fue algo muy, muy inusual. Gianni dijo: “¡Estás hablando en inglés!”. Rinpoche solo se rio.

Pero ninguna indicación para ti de que Rinpoche estaba planeando...

No, no me dio ninguna indicación. Se las dio a otras personas, pero no a mí. Y eso fue más tarde, después del retiro. El retiro duró solo un par de semanas. Los tibetanos hacen sus retiros de forma muy rápida; los occidentales tienden a tardar mucho. Es como el joven Serkong Rinpoche; creo que hizo el retiro de Vajrapani Hayagriva Garuda en qué, ¿dos o tres días? Con cien mil mantras. Lo hacen rápido y durante todo el día.

Miren a Su Santidad, cuántas iniciaciones puede dar Su Santidad, más de las que casi nadie podría imaginar, lo que significa que ha hecho un retiro para todas ellas. Será mejor que creamos que los hace muy rápido.

Quizás podrías contar la historia de lo que sucedió durante el fallecimiento de Rinpoche, si te parece bien, solo brevemente. Quiero decir, la gente dice que tomó obstáculos que había para la vida de Su Santidad.

Correcto. Eso es lo que tengo entendido.

Entonces, ¿por qué falleció Rinpoche?

Bueno, hasta donde yo sé, Rinpoche previó que había algunos obstáculos en la vida de Su Santidad. Fue el llamado “año de la mala suerte”, año no auspicioso, debería decir, para Su Santidad. Rinpoche siempre había enseñado que con tonglen, con la práctica de dar y tomar, debes estar preparado para enfrentar un obstáculo serio de alguien hasta el punto de poder morir. Tienes que estar dispuesto a morir. Siempre, siempre dijo eso cada vez que enseñaba tonglen. Enseñaba tonglen con bastante frecuencia.

Su Santidad iba a Suiza, a Ginebra, en realidad, y se suponía que Arafat iría a Ginebra al mismo tiempo. Las autoridades locales en Suiza dijeron que no podrían brindar a Su Santidad la seguridad habitual debido a Arafat, así que este era el obstáculo. ¿Cómo supo Rinpoche esto? Había muchos indicios de que Rinpoche tenía percepción extrasensorial. Vi muchos ejemplos de eso personalmente.

Rinpoche estaba dando esta enseñanza sobre Bodhicharyavatara en la división militar tibetana en Spiti, la suspendió a la mitad y dijo: “Tengo que irme ahora”. Me parece que se detuvo en el que era el monasterio de Tabo y recogió a este viejo monje que estaba allí, y básicamente le dijo, hasta donde yo sé, lo que estaba a punto de hacer, que era tomar el obstáculo con tonglen, y el monje dijo: “Bueno, acabo de lavar mi bata” y cosas así, “no puedo ir”. Rinpoche dijo: “No, no. Tienes que venir conmigo. Ata la bata a la parte superior del jeep y se secará a medida que avanzamos”.

Luego se detuvieron en el monasterio de Kyi y Rinpoche, que tenía bastante sobrepeso y a menudo necesitaba ayuda para caminar -pero sé por experiencia personal que cuando quería avanzar, podía hacerlo muy, muy rápido, podía saltar y correr más rápido que cualquiera de nosotros- en este punto, subió muy rápido al monasterio, a pesar de que la gente que lo acompañaba le decía: “No vaya ahora. Puede detenerse allí en su camino de regreso”, porque quería ir a la casa de una persona específica más arriba en el valle, que era donde iba a morir, en la casa de alguien que conocía. Cuando los monjes que lo acompañaban le dijeron: “Puedes detenerte en el monasterio en tu camino de regreso; no hay necesidad de ir ahora”, dijo: “No, no. Tengo que ir allí ahora y hacer ofrendas”. El monasterio de Kyi está en un pináculo, por lo que se tiene que subir para llegar a él, y está en una elevación muy, muy alta. Entonces, Rinpoche corrió al monasterio e hizo ofrendas. Entonces los monjes le dijeron: “Oh, por favor, quédese”, y ese tipo de cosas. Él dijo: “No, no. Si quieres volver a verme, tendrás que venir a este pueblo”, un pueblo muy, muy alto al que se dirigía.

Luego fue a este pueblo y fue a la casa de esta persona. La persona todavía estaba en el campo. Rinpoche lo llamó y le dijo: “¿Estarás ocupado los próximos días? ¿Me puedo quedar aquí?”. Él dijo: “Oh, sí. Por favor, quédese aquí”. Esa noche, Rinpoche hizo sus recitaciones diarias. Siempre recitaba “Drangnge Legshe Nyingpo” (“Drang-nges legs-bshad snying-po”) de memoria. Este es el texto más difícil de Tsongkhapa, “La esencia de una explicación excelente de los significados interpretables y definitivos”, sobre las escuelas Chitamatra y Madyámaka. Tenía unas 250 páginas. Rinpoche lo recitaba de memoria todos los días, así que recitó esto y cualquier otra práctica que hiciera por la noche.

Le había dicho a Chondzela que se fuera - Chondzela no subió allí - porque Chondzela, que había estado con Rinpoche desde que tenía seis años, era realmente como el hijo de Rinpoche, y estaría demasiado alterado emocionalmente, por lo que Rinpoche lo había enviado a otro lugar, pienso que a Dharamsala. Pero Ngawang, el otro asistente, estaba allí.

Rinpoche siempre dormía sobre una sábana amarilla, tenía una hermosa sábana amarilla suave, y esta vez dijo: “No, no. Coloca una sábana blanca especial”. Ngawang extendió una sábana blanca. Rinpoche luego le pidió a Ngawang que lo llevara al baño, que lo ayudara a caminar hacia allá porque estaba oscuro. Ngawang lo ayudó y Rinpoche lo rodeó con el brazo. Rinpoche nunca mostró afecto, afecto físico hacia los demás, que yo supiera; ciertamente nunca me lo mostró a mí ni a ninguno de los asistentes, que yo haya visto. Pero entonces lo hizo y le dijo a Ngawang: “Siempre te digo que repitas OM MANI PEME HUM, pero nunca te lo tomas en serio”. Fue una especie de consejo de despedida.

Luego, regresó y le pidió al viejo monje que fuera a la habitación con él, y el viejo monje que había traído de Tabo se quedó allí. Rinpoche se acostó sobre su lado derecho en la forma en que el Buda se fue a dormir y falleció. Por lo general, en esta postura, su mano derecha estaría debajo de su cabeza y su mano izquierda descansaría sobre su lado izquierdo. Pero en lugar de hacer eso, Rinpoche se acostó con los brazos cruzados. Así, aparentemente hizo tonglen y simplemente falleció. Tomó el obstáculo de Su Santidad.

Justo en ese momento Su Santidad volaba hacia Ginebra. Arafat, por alguna razón increíble -tal vez asociada con Rinpoche, pero ciertamente también con otras circunstancias-, cambió de opinión y en el aire decidió que no iría a Ginebra, dio media vuelta y voló a otro lugar. Su Santidad aterrizó, y la policía y la seguridad no estaban realmente listas, porque tenían todos estos preparativos para Arafat, y la caravana se perdió al pasar por la ciudad y demás; sin embargo, no hubo ningún obstáculo serio para Su Santidad. 

Rinpoche simplemente falleció así. Ahora, Rinpoche gozaba de buena salud. Lo había llevado a un médico poco antes de que subiera a Spiti (fue al final de algunos de nuestros viajes) y estaba en perfecto estado de salud. Quiero decir, no era un hombre joven y tenía sobrepeso, pero no había ningún problema.

¿Dónde estabas tú? ¿Cómo te enteraste?

¿Cómo me enteré? Recibí un mensaje. En realidad, estaba en medio de un retiro, pero uno los que llevaba a cabo por la mañana y por la noche. Olvidé quién, pero alguien vino a mi casa y me dijo, y no podía creerlo, así que subí al labrang, la casa de Rinpoche en McLeod Ganj – yo vivía abajo en la aldea india - pregunté, y me dijeron que sí, Rinpoche había fallecido. Habían llegado noticias de Spiti.

¿Cómo te sentiste?

Horrible. Quiero decir, no podía creerlo. Realmente, realmente horrible, obviamente.

¿Qué hiciste?

¿Que hice? Regresé y continué mi retiro e hice muchos Lama Chopas (La Puya del Gurú). ¿Qué puedes hacer?

Lo interesante fue que, de regreso desde la casa de Rinpoche, me detuve en la casa de Gueshe Ngawang Dhargyey. Fue mi otro maestro principal; vivía en la biblioteca. Creo que estaba bajando, o tal vez fue al día siguiente, no lo recuerdo muy bien, pero Gueshe Ngawang Dhargyey estaba almorzando con un amigo tibetano. Me dijo que me sentara en el otro extremo de la habitación y esperara hasta que terminaran. Gueshe Dhargyey siempre bromeaba mucho y se lo estaban pasando bien, contándose historias, etc. Luego, cuando terminaron, Gueshe Dhargyey me llamó y me preguntó qué quería, le dije que Serkong Rinpoche había fallecido y que estaba muy, muy alterado por todo el asunto. Entonces Gueshe Dhargyey comenzó a enumerar a cada uno de sus maestros que habían muerto y dijo que el maestro de todos muere. Quiero decir, Serkong Rinpoche también fue uno de sus maestros. Pero dijo: “Los maestros de todo el mundo mueren. Simplemente continúa”. Esto fue muy útil para mí. Muy, muy útil.

¿Él ya sabía la noticia?

No sé si ya lo sabía o no. Eso no lo sé.

¿Y Rinpoche todavía estaba en la luz clara?

Sí.

Entonces, ¿se habló de que Rinpoche tomaría un nuevo cuerpo?

Bueno, seguro, todos esperaban que uno encontrara a su tulku.

¿Qué pasó con eso?

¿Qué pasó con eso? No estuve involucrado en eso. Eso fue hecho puramente por Su Santidad.

Entonces, escuchaste en algún momento que habían encontrado...

Escuché que habían encontrado al joven tulku. Tenía cuatro años. En ese momento estaba ausente en una de mis giras de conferencias, porque después de eso me empezaron a invitar a todos los lugares donde había traducido para Rinpoche. Luego, a través de varias conexiones y demás, me invitaron a más lugares, principalmente en Europa del Este -esto fue aún en el período comunista- y comencé a viajar hacia allá.

Escuché que habían encontrado a Rinpoche, así que no estaba en Dharamsala cuando bajó de Spiti, pero fui a verlo poco después de su llegada. Como mencioné, Rinpoche parecía, por su parte, que sabía quién era yo. Dijo: “No seas estúpido. Por supuesto, sé quién es”. Al instante se sintió completamente a gusto, cariñoso, etc. No puedes fingir eso cuando tienes cuatro años.

Justo en ese punto, ¿qué pasó cuando viste a Rinpoche?

¿Cuando vi a Rinpoche? Como dije, siempre traté de no proyectar. Fui muy neutral, traté de no tener esperanzas ni decepciones, la cosa estándar del Dharma. Rinpoche, por su parte, era extremadamente, extremadamente amigable, cariñoso. Como dije, el asistente preguntó: “¿Sabes quién es?” cuando entré en la habitación, y Rinpoche dijo: “No seas estúpido. Por supuesto, sé quién es”. Ahora yo no sé si eso se basó totalmente en su vida anterior, porque había muchas, muchas fotografías en el labrang y mi foto también estaba allí. No tengo ni idea de si le habían señalado a varias personas, no tengo ni idea. En cualquier caso, él fue mucho, mucho más amigable, relajado y cariñoso conmigo que con los demás, eso es seguro, y eso continuó todo el tiempo, a lo largo de su infancia y hasta ahora también.

¿Pasó mucho tiempo con Rinpoche en ese momento?

No, no pasé mucho tiempo con él. A propósito, mantuve la distancia porque no quería que se contagiara de las costumbres occidentales y de mi sentido del humor occidental y cosas así. Quiero decir, lo veía, pero no pasaba mucho tiempo con él; para nada. No me convertí en su profesor de inglés, por ejemplo. Insistí mucho, con tanta influencia como pude en su crianza, en que fuera educado en materias modernas por maestros tibetanos, aprendiendo de los mismos libros de texto de los que los tibetanos aprenden en sus escuelas, para que se sintiera a gusto y pudiera relacionarse con su sociedad, con su gente. Esto, creo, fue muy beneficioso para él. No necesitaba saber el inglés de Plaza Sésamo ni la jerga estadounidense, eso es totalmente inútil.

¿Es eso a lo que te refieres con no contagiarlo con tu sentido del humor?

Correcto. Bueno, también tengo un sentido del humor bastante estrafalario, y Rinpoche tiene su propio sentido del humor estrafalario que no quería contagiar. Esa es, creo, la palabra que usaría.

Entonces, ¿te mantuviste alejado de él en su infancia?

No es que me mantuviera alejado, pero no pasaba el rato con él. Además, yo viajaba mucho. Me involucré en estas enormes giras de conferencias.

¿Estabas en contacto de alguna manera con Rinpoche?

Cuando era un niño pequeño, no tanto. Siempre que volvía y lo veía, era completamente igual, completamente cariñoso y cercano. Basado en eso, me convencí bastante de la verdad real del renacimiento. Ya sabes, a un nivel visceral. Obtienes una comprensión intelectual y entiendes lógicamente por qué tiene que haber continuidad de un continuo mental, que no puede tener un principio sin causa y un final sin producir algún efecto. Estar realmente convencido de ello a nivel emocional visceral surgió a través de mi experiencia con el joven Rinpoche.

Y entonces realmente no los comparas, o no puedes compararlos, pero ¿cómo describirías a Rinpoche en esta vida?

En esta vida, es su propia persona, pero sigue siendo una continuidad de la anterior. Verán, para comprender el concepto tibetano de reencarnación o renacimiento, tiene que ser dentro del contexto de la comprensión budista del yo y de cómo existe el yo. Entonces, si se junta eso, no es la misma persona, no es una persona totalmente diferente, y no es idéntico; hay continuidad, pero no lo considero verdaderamente existente como idéntico al anterior, porque no lo es, pero tampoco es totalmente diferente. No tengo ningún problema con eso.

¿Cómo crees que van los estudios de Rinpoche?

¿Cómo van sus estudios? Pienso que bastante bien. Creo que probablemente podría hacer más si quisiera, pero creo que la mayoría de nosotros podríamos hacer más si quisiéramos. Estoy bastante contento con eso. Lo principal es que le encantan los estudios y esto, creo, es muy, muy importante. Tienes que amar lo que haces. Su Santidad ha dicho a menudo que, para comprender la vacuidad, hay que amar todos estos textos lógicos y todas las diversas complejidades de los debates y las razones lógicas. Si no te encanta eso, entonces nunca te lo tomarás realmente en serio ni profundizarás lo suficiente como para finalmente comprender la vacuidad. A mucha gente no le gusta oír eso. A mis alumnos a veces no les gusta escuchar eso; lo quieren fácil. La gente quiere una ganga; lo quieren barato. No tienen mucha paciencia con estas cosas que consideran demasiado intelectuales.

Acabamos de escuchar sobre el pasado de Rinpoche, sobre su carácter y su punto de vista práctico. ¿Qué más puedes decirnos de la situación actual de Rinpoche?

Bueno, creo que tiene un maestro maravilloso; realmente el mejor, y esto es bueno.

¿Su maestro es Tenzin Zangpo?

Gueshe Tenzin Zangpo. Sí. Es increíble.

¿Qué nos puedes decir del maestro de Rinpoche?

Gueshe Tenzin Zangpo es considerado el mejor debatiente de los tres monasterios: Ganden, Sera y Drepung. Está familiarizado con los otros textos, no solo con el texto de Ganden Jangtse, y es capaz de responder preguntas y armar las cosas de una manera increíble. Lo sé por mi propia experiencia personal con él. Mientras estuve aquí, he estado teniendo sesiones con él para hacerle varias preguntas sobre las que no he tenido claridad, o sobre las que tengo malentendidos o cosas que quiero aclarar, y él es fantástico. Eso sí, es muy, muy avanzado, súper avanzado, muy por encima de mis capacidades. Habla sumamente rápido en un estilo de súper debate. Cuando me enseñaba, lo grababa. Después, ponía la cinta de nuevo, Rinpoche escuchaba y repetía lo que su maestro había dicho más lentamente para que yo pudiera realmente entenderlo, porque yo no podía comprender esa complicada explicación a esa velocidad. En realidad, lo escribía en tibetano y luego trataba de desenredar la forma increíblemente compleja en la que había respondido a las preguntas.

¿A Rinpoche le parecía bien eso?

Si. Rinpoche estaba bien con eso.

¿Es un joven Gueshe?

Oh, sí, lo es. Yo diría que tiene alrededor de cuarenta años. Los gueshes de esta edad son los mejores porque todo lo que han estudiado todavía está muy fresco en su mente. Si le pides a un Gueshe de 70 años que intente recordar algo que estudió cuando tenía 18, no es tan fácil; hay muy pocas personas que recuerden tan atrás. Ahora, el viejo Serkong Rinpoche me dijo que recordaba todas las enseñanzas que había recibido; no estaba presumiendo. Creo que estaba haciendo eso para decirme que debería mejorar mi memoria y tratar de recordar todo.

Entonces, ha escuchado el debate de Rinpoche; ¿cómo es Rinpoche en el debate?

No sé. No puedo seguir los debates; son demasiado rápidos y son demasiado ruidosos. Los debates son con 100 o más personas que debaten a todo pulmón al mismo tiempo. No puedo distinguir uno de otro.

¿Pero Rinpoche tiene una mente realmente aguda?

Rinpoche tiene una mente aguda. Sí, pero necesita más entrenamiento y es el primero en admitirlo. Mucho más entrenamiento.

¿Cuánto más entrenamiento tendrá Rinpoche?

Creo que dijo que faltan otros diez años.

Entonces, ¿hará un título de Gueshe?

Hará un título de Gueshe Lharampa, sí, y luego irá a Gyume. Pero Rinpoche necesita mucho más entrenamiento. Solo ha recibido parte de su educación. Creo que es una muy buena señal que diga que no enseñará hasta que haya terminado su entrenamiento, así que cuando la gente le pide que enseñe -porque hay muchos lamas que enseñan antes de completar su entrenamiento- él dice que no está listo. Creo que esto es excelente. Excelente.

A veces le hago preguntas. Cuando estoy aquí, siempre estoy trabajando en escribir algo o tratando de resolver algo. En particular, elijo las cosas que son difíciles de hacer aquí para tener la oportunidad de hacer preguntas. A veces le he hecho preguntas y me ha dado una respuesta incorrecta, y eso lo aclaramos. Esa es una indicación - él es el primero en admitirlo – de que, bueno, no ha estudiado ese material, así que trata de resolverlo y adivina, y yo trato de resolverlo y adivino, y luego le preguntamos al maestro. A menudo, ambos nos equivocamos.

¿Hay algo más sobre la situación actual de Rinpoche?

No sé. Rinpoche tiene gente maravillosa que forma parte de su hogar; esto, creo, es genial. Vive con bastante humildad; no tan humilde como el anterior, sino humilde para los estándares de los otros grandes lamas que ahora son los jóvenes.

Es un lama moderno.

Bueno, es un lama moderno. Le encanta la tecnología. Es muy, muy bueno con las computadoras y las cámaras y cosas así. Eso no es tan sorprendente.

¿Quiénes son las personas de su casa? ¿Los conoces de antes?

Bueno, los únicos que conozco de los tiempos anteriores de Serkong Rinpoche son los dos asistentes principales, Gendun Samdup y Thubten Sherab, porque eran adolescentes jóvenes o un poco más grandes cuando Rinpoche falleció.

¿Gen Lhagpa, el cocinero, no estaba?

Gen Lhagpa no estaba aquí. ¿Cuándo dijo que se unió? Fue en la década de 1990, creo, en algún momento de la década de 1990. Viene de Hamdong Khamtsen, esta otra división, calle abajo de aquí.

¿Hay otras cosas sobre la vida actual de Rinpoche?

Bueno, me animó mucho el viaje que hice con Rinpoche. Rinpoche ha estado en Occidente dos veces, así que estuve con él en ambas ocasiones. La primera fue a Graz, Austria, para la iniciación de Kalachakra en 2002. Rinpoche básicamente hizo todos los rituales de Kalachakra con el monasterio de Namgyal. Me complació mucho que él estuviera haciendo eso y que estuviera interesado en eso, ya que él estaba muy interesado en eso en su vida anterior. Solo teníamos un día libre y lo llevé a Viena para hacer turismo. Estaba lloviendo, un día bastante sombrío, y fuimos en un autobús turístico solo para conocer un poco la ciudad. En realidad, Rinpoche no se sentía tan bien. Cuando le pregunté después del paseo: “¿Te gustaría volver y entrar a ver algo que hayamos visto desde el autobús?”. Él dijo que no. No estaba muy interesado.

Hice una gira de un mes con Rinpoche - esto fue en enero de 2005 - por los Estados Unidos, que fue un viaje turístico muy intensivo, básicamente. Eran las vacaciones de Rinpoche. Estábamos haciendo todo lo relacionado con Disneylandia, Sea World, la Estatua de la Libertad y varios museos, etc. Al final, le pregunté a Rinpoche qué pensaba de Estados Unidos y todo el asunto, y el comentario de Rinpoche fue: “nada especial”. Siempre lo llamé el “Rinpoche nada especial” porque ese era su comentario sobre casi todo, desde que era un niño. Le preguntábamos: “Bueno, ¿qué opinas de eso?”. “Nada especial”. Entonces, pensó que Estados Unidos no era “nada especial”, lo que me pareció una respuesta maravillosa a todas las cosas que habíamos visto.

Le pregunté: “¿Qué fue lo que más te gustó del viaje?”. Dijo que su favorito era el Museo del Holocausto en Washington, sobre el Holocausto judío y el período nazi, donde tienen descripciones muy gráficas -mucho más gráficas de lo que se ve en Jerusalén, Auschwitz o cualquiera de estos otros lugares- de todos los experimentos médicos que hicieron con la gente y los vagones de ganado en los que los transportaban, etc. Dijo que esto era lo mejor de todo porque le había dado la oportunidad de desarrollar la compasión.

Al final de nuestro recorrido por ese museo, me pidió que escribiera algo por él en el libro de visitas. Lo que me pidió que escribiera para él fue que era un monje budista visitante, y había sentido que era realmente una muy buena oportunidad para ver todas estas cosas trágicas que habían sucedido y desarrollar compasión por las víctimas. También dijo que debemos desarrollar compasión por los perpetradores de todas estas atrocidades porque también son seres humanos y ellos también tienen una tremenda cantidad de sufrimiento por todo el sufrimiento que infligieron, por lo que debemos recordarlos con nuestros pensamientos de compasión también. Pensé que eso era maravilloso, absolutamente maravilloso. Tenía 20 años.

Qué bien.

Esto me da una gran esperanza de que Rinpoche no sucumbirá ante las diversas delicias de Mara que se encuentran en Occidente.

¿Porque tiene un gran trabajo que hacer?

Bueno, creo que esta es una de las cosas más importantes, que se toma muy en serio su puesto y tiene un gran sentido de responsabilidad, sin verlo como un lastre. Esto, creo, se debe en parte a haber crecido en una sociedad tibetana, en una sociedad monástica, y estar integrado a ella y no haber estado expuesto a Occidente y a cosas occidentales cuando era un niño.

¿Porque hay suficiente presión en la posición?

Bueno ... quiero decir, dentro de la sociedad tibetana, él está en su situación normal. Está en su situación normal.

¿Hay mucha presión además de eso?

Hay mucha presión, pero está dentro de un entorno cultural con el que están familiarizados. Es bastante diferente a la presión que proviene de una influencia externa.

Muchas gracias.

Por nada.

Top