Análisis budista: Tipos de resultados y condiciones

Otros idiomas

Los cinco tipos de resultados

Revisemos ahora la presentación de los cinco tipos de resultados. 

Resultados madurados 

Tenemos resultados madurados y estos son los elementos no especificados y no obstructores incluidos en los cinco agregados. Estas con cosas que no son ni constructivas ni destructivas, pero no obstruyen nuestra liberación o iluminación. Son parte de la continuidad mental de un ser limitado, y provienen de la causa maduradora que también estaba unida a su continuidad mental. Así que el hecho de que tenemos un cuerpo y tenemos una mente y tenemos sensaciones y demás – en cada renacimiento que tenemos, eso proviene de la conducta constructiva y destructiva que hemos llevado a cabo en vidas previas.

Ahora, aquí se especifica que la causa maduradora y los resultados madurados están en la misma continuidad mental. Eso se relaciona con asumir un sentido de responsabilidad – somos responsables por lo que experimentamos. No es solo solipsista porque no somos responsables de que alguien más se suba a su auto y nos atropelle. Somos responsables de cómo experimentamos lo que experimentamos, no de lo que hagan otras personas. 

Estos resultados madurados son la base con la que experimentaremos cada vida, todas las cosas que suceden durante esa vida. Provienen de nuestra conducta compulsiva en vidas previas – eso es el karma – es la compulsión, sea destructiva o constructiva. Recuerden, con “constructiva” nos referimos a lo que en Occidente llamaríamos “constructivo neurótico”, como ser un perfeccionista – siempre haciéndolo de forma compulsiva, tiene que ser perfecto – para probar lo buenos que somos. Así que este es el tipo de conducta constructiva kármica. Nos da felicidad, pero esa felicidad nunca nos va a satisfacer porque nunca sentimos que somos suficiente. 

Resultados que corresponden a su causa

Luego tenemos los resultados que corresponden a su causa, y estos son de dos tipos: 

  • Resultados que corresponden a su causa en nuestra conducta. 
  • Resultados que corresponden a su causa en nuestra experiencia. 

Resultados que corresponden a su causa en nuestra conducta 

Esto proviene de cualquier tipo de conducta previa – constructiva, destructiva o no especificada (es decir, neutra). En nuestra conducta, lo que corresponde a su causa se refiere a lo que nos gustaría hacer. “Quisiera gritarte”. En lenguaje coloquial, diríamos: “tengo ganas de gritarte”. También podría ser “quisiera abrazarte” o “quisiera comer algo”. A partir de tener ganas de hacer algo, eso conduce a la intención o el deseo de hacerlo y luego, junto con esa intención, más karma, que es el impulso irresistible que nos lleva de forma incontrolable en el siguiente momento a hacer lo que teníamos la intención de hacer. 

El karma no madura del karma – ese es un axioma general. Esta es la razón por la que tenemos que diferenciar con mucha claridad los pasos que están involucrados. “Me gustaría tener algo que comer” – eso podría ser por hambre, podría ser por aburrimiento, podría ser cualquier tipo de circunstancia que lo genere. Proviene del hábito de comer; estamos hablando de algo neutro. Así que eso madura en “me gustaría comer” – la tendencia, el hábito de comer madura en “me gustaría comer algo”, “me gustaría abrazar a alguien”, “me gustaría gritarle a alguien”. Entonces, podríamos detenerlo ahí, por supuesto. 

Esta es la clave – podemos detenerlo ahí. Aunque me gustaría comer un poco de chocolate o me gustaría comer una segunda rebanada de pastel, no voy a hacerlo. Puedes detenerlo ahí en el punto en el que hay algo que te gustaría hacer. Eso puede conducir a tener la intención o desear hacerlo. Puede que lo pensemos o no antes de realmente decidir hacerlo. Y podemos detenerlo ahí también. Pero, una vez que tener la intención de hacer algo produce el siguiente momento de un impulso apremiante, esa compulsividad toma el control. Perdemos el control. Eso es karma – el impulso apremiante que nos lleva a hacerlo – tomas esa segunda rebanada de pastel. 

De lo que necesitamos deshacernos, cuando hablamos de deshacernos del karma, no es de comer pastel – eso es neutro. De lo que queremos deshacernos es de la compulsividad, cuando no tenemos control. Para hacerlo, usamos nuestra inteligencia para discriminar lo que es útil, lo que es dañino, lo que es apropiado, lo que es inapropiado – no solo actuar compulsivamente.

Cuando hablamos del resultado que corresponde a la causa en nuestra conducta, realmente no estamos hablando de nuestra conducta; estamos hablando de lo que tenemos ganas de hacer y pretendemos o queremos hacer, que es comportarnos de cierta manera. Eso es lo que madura.

Resultados que corresponden a su causa en nuestra experiencia 

Luego tenemos los resultados que corresponden a una causa en nuestra experiencia. Se refiere a experimentar una situación en la que algo similar a nuestra acción previa nos sucede a nosotros. Entonces, estamos hablando de nuestra experiencia de ello; no estamos hablando de lo que ellos hacen. Estamos hablando de nuestra experiencia de que algo similar nos suceda a nosotros. Así, a partir de gritarles a los demás, otros nos gritan a nosotros; a partir de engañar a otros, otros nos engañan. Experimentamos que otros nos engañan, experimentamos que otros nos gritan – de eso estamos hablando.

Y de lo que estamos hablando es de todo el entramado de los cinco agregados que están involucrados en experimentar que algo nos sucede a nosotros. No podemos simplemente hablar de que la experiencia suceda por sí sola. Hay un cuerpo involucrado, hay una conciencia involucrada, están todos los factores mentales involucrados en experimentar – en experimentar cualquier cosa, las emociones están ahí, todo está ahí. Eso es parte de experimentar que algo nos sucede. Todo eso son resultados que corresponden a una causa en nuestra experiencia.

Eso también tiene mucho que ver con el karma – nuestra conducta compulsiva – de tal forma que podemos tratar de entender lo que nos está pasando en nuestra experiencia. Es muy interesante analizar qué me gusta hacer y qué no me gusta hacer. Y ¿por qué, de dónde viene eso? Tanto en términos de cosas constructivas como de cosas destructivas y cosas neutras. Como la comida que nos gusta. Es sumamente interesante, ¿no es cierto? Y luego qué tipo de hábitos, qué tipo de gustos estoy construyendo y cuáles son los factores mentales involucrados en eso. Eso es realmente muy interesante. Trabajas todo el tiempo, por ejemplo. Bueno, ¿estás feliz de no trabajar todo el tiempo? Y si no estás feliz de trabajar todo el tiempo, ¿eso construye una experiencia de que te gusta trabajar, o una experiencia de que no te gusta trabajar? Traten de entender todas las piezas que están involucradas. 

Resultados dominantes 

El tercer tipo de resultados se llama resultados dominantes. Este es difícil de entender. Este también puede madurar de fenómenos destructivos, constructivos o neutros, no especificados – entonces, de cualquier tipo de acción. Y, de nuevo, se refiere a nuestra experiencia de algo. Es una experiencia de algo que dominará nuestro renacimiento, dominará nuestra vida. Es como el entorno, en cierto sentido, la envoltura, y no solo es un entorno físico. Ejemplos clásicos son tomar y usar cosas que no nos pertenecen. El resultado de ello en términos de nuestra experiencia es ser pobre. Por supuesto, te gusta tomar otras cosas de otras personas; experimentas que la gente te quita tus cosas, te explota. Pero también, como un resultado dominante, experimentaremos estar en una sociedad en la que la gente se roba y explota entre sí; las cosas son siempre robadas. Toda la sociedad es pobre, el medio ambiente es pobre – eso domina nuestra vida, nuestra experiencia. 

De hecho, es muy interesante. Estamos hablando de algo que muchas personas podrían experimentar en común, pero no solo eso. Y, de nuevo, estamos hablando de todo el paquete de los agregados que está experimentando esto. Hay personas que, sin importar la situación en la que se involucren, la convierten en un problema. Todo es complicado sin importar lo que hagamos; es complicado y desastroso y demás. Eso de alguna manera domina toda su vida, ¿cierto? Siempre se involucran en malas relaciones o, sin importar qué compren o consigan, se descompone – este tipo de cosas dominan su vida. Así, es nuestra experiencia de eso. 

Hay otro tipo que se especifica aquí en la presentación Vaibáshika, que es que también podrían ser los factores mentales que rodean, en cierto sentido, o que son la envoltura o el entorno de la conciencia primaria que también domina toda la cognición. 

Resultados creados por el hombre

Luego tenemos los resultados creados por el hombre. Estos son: resultados creados por el hombre que son producidos o desarrollados y los resultados creados por el hombre que son logros – dos tipos.

Los resultados creados por el hombre que son producidos son como cosas físicas – golpeas tu pie contra la mesa y luego lo que se produce a partir de ello es un hematoma. Entonces, estamos hablando de cosas muy físicas que nos pasan. Por ejemplo, comemos las cosas erróneas y nos enfermamos. Así, de nuestro propio esfuerzo, lo que sigue inmediatamente – ese tipo de cosas. Ese tipo de relación causal no es una relación causal kármica. Podemos explicar muchos factores de por qué eso produce un hematoma y demás; en términos de karma, por qué golpeaste tu pierna, etc. Pero la relación entre golpear tu pie y que se desarrolle un hematoma, eso es simplemente físico. 

Y, por supuesto, es influenciado por muchas cosas. Como una persona mayor, me golpeo el brazo y me sale muy fácilmente una marca negra y azul, y tarda mucho tiempo en desaparecer. A una persona joven le pasa eso y ni siquiera le sale una marca negra y azul. Entonces, las cosas se ven afectadas por muchos factores – en este caso, la edad. Aquellos de ustedes que son personas mayores, algunas veces se despiertan y notan que tienen una marca negra y azul, y no tienen idea de cómo se la pudieron haber hecho, porque obviamente provino de golpearse ligeramente con algo. Así que ese es un resultado creado por el hombre. 

Luego, el resultado creado por el hombre que es un tipo de logro – el segundo tipo de resultado creado por el hombre. Se refiere a alcanzar el siguiente nivel de desarrollo espiritual, la siguiente comprensión, a través de tu esfuerzo humano. Así, ese es el cuarto tipo de resultado. 

Resultados que son un estado de estar separados 

Hay un quinto que se llama resultado, pero no es realmente un resultado. Tenemos este tipo de cosas en el budismo. Ese es un resultado que es un estado de ser apartados, separados. Así, es el estado de estar separados del no darse cuenta o la ignorancia. Es estático, nunca cambia – no más ignorancia, no más no darse cuenta, no más confusión. Se ha ido para siempre, nunca volverá. Ese estado de estar separados no es creado por nada; su logro es creado, pero no el estado mismo. Así, ese estado de estar separados –  ese permanece para siempre. 

Los cuatro tipos de resultados

Ahora, cuando hablamos de los cuatro tipos de resultados, son: 

  • El resultado directo inmediato – el resultado que surge inmediatamente de una causa, como un hematoma surge por el golpe en el pie. 
  • El resultado indirecto a largo plazo que se deriva de un flujo de continuidad de la causa, de tal forma que tenemos un flujo largo de enojarnos y la continuidad de enojarnos y luego, como resultado, nos enojamos de nuevo. El ejemplo es el que usamos anteriormente de cuando estábamos hablando en términos de causa inmediata y causa a largo plazo – el cáncer que obtenemos de una larga sucesión de fumar, no solo por fumar una vez. O puede ser un resultado que surge de una causa que pasó hace mucho tiempo – esto tiene mucho que ver con toda la discusión del karma. También podemos pensar en términos de un nivel físico: tuviste un accidente cuando eras niño y te fracturaste una pierna o algo así, y ahora en la edad adulta desarrollas artritis.
  • Luego, los resultados madurados.
  • Y los resultados dominantes se incluyen en esta lista de cuatro. 

Esta presentación tiene mucho que ver con la presentación del karma. Lo que experimento ahora es el resultado de cosas inmediatas que hago, pero también de causas a largo plazo, causas kármicas. Tiene que ver con mi cuerpo experimentándolo y toda la envoltura de cómo lo experimento. Así, es una presentación dentro del contexto del karma. 

Si tuviéramos tiempo – que no tenemos – y si estuvieran interesados, en el material de origen de esta discusión de la causalidad, que es el texto del Abhidharmakosha de Vasubandhu – abhidharma es “temas de conocimiento especial” – hay más detalles. Y ahí tenemos una discusión de cuáles resultados surgen de cuáles causas – bastante complicado – y los diferentes momentos en que las causas pueden dar surgimiento a sus resultados, así que, para cada una de estas causas, diferentes momentos pueden dar resultados inmediatamente y solo pueden dar resultados a largo plazo – cuáles pueden dar solamente uno, cuáles pueden dar ambos, cuáles pueden dar el otro y cuáles resultados puede tener cada tipo de causa. Pero este material es muy complicado y puede ser muy confuso a menos que realmente hagamos esquemas para ver cuán compleja puede ser la interacción de todas estas causas y todos estos efectos. 

Cada experiencia es el resultado de muchos tipos de causas 

Pienso que lo importante de ello es entender que cualquier causa en particular puede dar surgimiento a muchos tipos diferentes de resultados, y cualquier cosa que experimentemos va a ser el resultado de muchos, muchos tipos diferentes de causas. Cuando entendemos esa idea, así es como empezamos a deconstruir nuestra visión sólida de la realidad, porque nada surge solamente de una sola causa o de ninguna causa. Todo esto entra en el tema de los dieciséis aspectos de las cuatro verdades nobles. Cada una de las cuatro verdades nobles tiene cuatro aspectos, y para ellos, se tienen cuatro entendimientos correctos que hay que adquirir y cuatro entendimientos incorrectos de los que hay que deshacerse. 

Con respecto a la segunda verdad noble – la causa verdadera o el origen verdadero de nuestro sufrimiento – aquí es donde el material se pone relevante. Entonces, no es que nuestro sufrimiento sea causado por algún dios todopoderoso que nos lo esté enviando, un creador – eso se refuta en el budismo. No es que surja de ninguna causa. Tampoco proviene de una sola causa – aunque así es como pensamos a menudo: “todo es mi culpa” y luego nos sentimos culpables. “Soy el chico malo”, “todo lo que ocurre es mi culpa” o “todo lo que pasa es tu culpa”, así que lo proyectamos sobre alguien o algo más. Pero todo proviene de un enorme complejo de causas que se han construido en muchos momentos diferentes. 

Estamos hablando de cómo yo experimento lo que está sucediendo: estamos hablando de cómo tú experimentas lo que está sucediendo; cómo todos experimentan lo que está sucediendo. Para aquellos de ustedes que son terapeutas, pienso que un muy buen ejemplo de esto es la terapia familiar. Reunimos a toda la familia y le preguntamos a cada persona en la familia ¿qué pasó, cuál es la situación, cuál es su experiencia de un suceso? Si alguien de la familia está muriendo o algo así. Y cada uno relata el asunto de forma muy diferente. Entonces, si tenemos este análisis muy detallado de la causalidad, podemos entender cómo la experiencia de todos surgió de muchos factores diferentes en su pasado, su historia, su psicología y demás.

Luego tenemos los diferentes sistemas filosóficos budistas – ahora se vuelve realmente muy interesante – ¿hubo algo objetivamente existente que realmente pasó y que todos experimentaron? Como un grupo de personas ciegas que tocan las diferentes partes de un elefante y describen qué es un elefante. 

  • En el Sautrántika – hay una cosa objetiva que realmente pasó. 
  • O es Chitamatra – solo está la experiencia individual de cada uno y el karma compartido, pero no se puede decir que sucedió algo objetivamente fuera de eso.
  • O una visión Prasánguika – están todas estas experiencias diferentes y, sobre el entramado de todo eso, podemos etiquetar la situación de la familia. ¿Cuál es la situación? No podemos realmente encontrarla en ningún lado; es solo a lo que este concepto de problema familiar se refiere sobre la base de la experiencia de todos.
  • Y en el Svatántrika diríamos: “Sí, pero del lado de la experiencia de cada persona está el código de barras del problema”. 
  • Y los Vaibáshika simplemente estarían bastante satisfechos de que está hecho de partes; no es tan sólido. 

Esa también es una herramienta educativa muy buena para lidiar con estos temas. Tomar la situación y analizarla desde la perspectiva de cada una de las escuelas; cómo se entiende a partir de cada uno de estos sistemas filosóficos. Cómo lo entienden los Vaibáshika, cómo lo entienden los Sautrántika, etc. Así es como empezamos a trabajar con estos sistemas y vemos que todos ellos brindan información muy útil, formas muy útiles de lidiar con los problemas. Entonces, obviamente, tenemos que escuchar información correcta acerca de estos sistemas; tenemos que entender esto antes de que realmente podamos aplicarlo, pero no lo dejemos solo en información – ese es el punto.

Los cuatro tipos de condiciones

El último tema que es parte de esta discusión de la causalidad son los cuatro tipos de condiciones. 

  • Tenemos las condiciones causales. Estas son todas las causas que tienen el poder de producir un resultado específico. 
  • Luego tenemos las condiciones inmediatamente precedentes. Ese es el momento inmediatamente precedente de cognición que puede, mediante su inercia -en un sentido, su fuerza- producir el siguiente momento. 
  • Luego está la condición focal – lo que en una cognición sensorial se presenta a sí mismo para que podamos tener cognición de ello – como el holograma mental – lo que estás viendo y lo que estás escuchando. 
  • Y la condición dominante, la cual se refiere a los sensores cognitivos que son utilizados. 

Entonces, ¿de qué está hablando? Tenemos un momento de los cinco agregados, y vimos que podemos deconstruir todas sus piezas como provenientes de todo un entramado de causas. Están las presentaciones de estos seis tipos de causas o cuatro tipos de causas. Cada una de las pequeñas piezas de ese momento son muchos tipos diferentes de resultados de muchos tipos diferentes de causas, por lo tanto, un entramado increíblemente complejo de causas y resultados. Todo eso está dentro del reino de las condiciones causales – todas las condiciones que produjeron los cinco agregados de este momento de experiencia. 

¿Cuáles fueron las condiciones que permitieron ese momento de cognición?

  • Hubo un momento de experiencia inmediatamente precedente que dio el impulso, de tal forma que se pueda tener realmente el siguiente momento de experiencia; hay un flujo de continuidad. 
  • Hubo un objeto focal en esa experiencia. Eso significa que hay algo que vi o algo que escuché o algo en lo que estaba pensando, y todo eso provino de todo un complejo de causas. 
  • La condición dominante se refería a cuáles eran los sensores cognitivos – las células sensibles – que fungieron como apoyo para determinar, en cierto sentido, cuál sería la naturaleza esencial de esta experiencia. ¿Era algo visible? ¿Era algo escuchable? ¿Era un pensamiento? Así que domina lo que se llama la “naturaleza esencial de esa experiencia” – si fue una experiencia visual, o una experiencia mental o una experiencia auditiva (si estamos escuchando música) – este tipo de cosas. Obviamente, si estuviéramos ciegos no podríamos tener la experiencia visual. Entonces, estas son condiciones necesarias para determinar qué tipo de experiencia será – estas células, estos sensores, como los llamo. 

Esto solo analiza más todas las causas y condiciones que son responsables de lo que experimentamos en cada momento. Entre más entendamos la causalidad – esa es la segunda verdad noble, la causa de nuestros sufrimientos – e identifiquemos cuáles son los sufrimientos, más entenderemos el camino verdadero – cuál será el entendimiento correcto, la deconstrucción que producirá el logro de las detenciones verdaderas. Las detenciones verdaderas son un resultado que es un estado de estar separados, es estático, es para siempre. 

Preguntas

¿Qué preguntas tienen? Pienso que el tema general de lo que hemos abordado es la deconstrucción – todas las diversas forman en que podemos deconstruir lo que experimentamos de tal forma que podamos deshacernos del sufrimiento. 

Analizar un problema de acuerdo con un sistema o varios sistemas filosóficos 

Si utilizamos la analogía de una persona enferma, en lugar de tratar de analizar cómo funcionaría esta o aquella medicina, es mejor simplemente conseguir la medicina más efectiva y usarla. Y la analogía es para algún tipo de problema que tengamos en la vida, ¿deberíamos analizarlo desde el punto de vista de cada una de estas escuelas o quedarnos solo con la que es más efectiva? 

El Buda no enseñó solamente un sistema. El Buda enseñó muchos sistemas y la razón para ello fue que las personas tienen diferentes niveles de entendimiento y capacidad – actualmente, quiero decir; teóricamente todos tienen el potencial de convertirse en un buda, pero, en este momento, todos están en un diferente nivel, así que enseñó un método que sea adaptable y entendible a su nivel de comprensión. Se tiene esto también en la medicina: puede existir la cura más efectiva para algo – un trasplante de corazón o algo realmente radical – pero el paciente está demasiado débil o demasiado viejo para ser capaz de sobrevivir a ese tratamiento, así que se tiene que utilizar un tratamiento mucho más débil. Es lo mismo. Si se puede fortalecer al paciente, entonces, por supuesto, es posible darle un tratamiento más efectivo. 

El sufrimiento no tiene principio

No es lógico que el budismo hable de un fin del sufrimiento, pero dice que no hay inicio del sufrimiento. ¿Cómo puede el budismo estar tan seguro de que el sufrimiento no tiene principio? 

Si hubiera un inicio, ¿cómo empezó? Esa es la pregunta. ¿Cómo empezó el inicio? O comenzó de un creador – como un dios o lo que sea – o no hubo causa en absoluto. Entonces hay varias contradicciones lógicas que se derivarían de esas posibilidades. Si no hubiera causa, cualquier cosa podría pasar en cualquier momento, y no habría ninguna razón para que algo inicie sin causa alguna. Luego, si hubiera un creador todo poderoso que fuera no estático, no afectado por nada – así es como se describe en las escuelas indias no budistas que afirman un creador – entonces, ¿por qué crearía semejante creador? ¿Por qué tal ser omnipotente, que no puede ser influenciado por nada, crearía? Tiene que haber algo que lo haya afectado, que causó que ese creador decidiera en un punto: “Voy a crear”. Eso contradice la afirmación del creador que es estático y nunca cambia, no afectado por nada. Así que es ilógico, hay una contradicción ahí. 

Si el creador es afectado por algo – sea que consideremos al creador como un ser o como el Big Bang –, entonces solo podemos concluir que no existe tal cosa como un comienzo absoluto. Porque, ¿qué afecto eso antes de eso? ¿Y qué afectó eso antes de eso? Así, es muy interesante – todo este concepto de “sin principio”. Todos pensamos de esa forma. Se piensa que Dios creó; ¿Dios tuvo un inicio? No. Dios es para siempre, eterno; sin principio. ¿Todo salió de la nada? Bueno, ¿de dónde vino la nada? Siempre hubo nada, sin principio. Así que, independientemente de la afirmación que tengamos, no hay principio, así que podemos elegir la que sea más lógica. 

No me malinterpreten. Lo que estaba diciendo es que, si el creador tuviera tal naturaleza que pudiera ser afectado por una decisión de crear por una razón u otra, ¿por qué el creador solo haría eso una vez? Interesante pregunta. Si el creador pudo ser influenciado para crear una vez, podría ser influenciado para crear un millón de veces, especialmente si no tiene principio. Entonces llegamos al mismo punto: sin principio. 

Observaciones finales

Sin embargo, nuestra reunión tendrá un final y me parece que hemos llegado a ese punto. Quiero agradecerles mucho por su atención. Si quieren investigar más estos temas hay muchos materiales disponibles, por ejemplo, en mi sitio web. 

Solo un consejo. Encontrarán que cada traductor utiliza terminología diferente. No sirve de nada quejarse acerca de ello porque es inútil tratar que todos los traductores estén de acuerdo. Las palabras y la terminología no existen independientemente del significado. La palabra es imputada sobre el significado, así que revisen las definiciones, revisen las explicaciones de cada uno de los términos. Luego solo trabajen con las definiciones y se darán cuenta de que diferentes traductores están hablando de lo mismo, están utilizando diferentes nombres para ellas. Bajen al significado, no se queden obsesionados con las palabras, la terminología, porque será confuso. Es uno de los principios que se tienen en el budismo; no confíes solamente en el maestro, confía en las palabras; no confíes solo en las palabras, confía en el significado; no confíes solamente en el significado literal, confía en el significado más profundo. Gracias. 

Top