Obtener y arreglar las ofrendas

La segunda práctica preparatoria es cuidar el obtener ofrendas sin hipocresía y acomodarlas en un hermoso arreglo.

Diferentes tipos de ofrendas

Cuando Atisha fue al Tíbet, recomendó que las personas hicieran ofrendas con agua. Las personas eran pobres, obviamente, y en el Tíbet había un agua limpia maravillosa, de tal forma que sería algo maravilloso que ofrecer. También era gratis, así que no se podían quejar de no tener dinero; nunca se es tan pobre como para ofrecer solo una pequeña taza de agua (que puedes beber después). La tradición es ofrecerla en siete cuencos, siete cuencos de agua. Y hay toda una forma en la que se ofrendan y se acomodan los cuencos. Esto es algo que alguien puede mostrarles. 

Hay una forma tradicional en la que se hace esto. Debe ser, de nuevo, respetuosamente. Los siete cuencos corresponden a las siete ramas de la plegaria de las siete ramas. Cuando se levantan por la mañana, antes de ir al baño o lo que sea que tengan que hacer, barren y limpian la habitación y luego colocan los cuencos de agua. Los vacían más tarde, por lo general, al final de la tarde (si están en casa y pueden vaciarlos al final de la tarde; si no, en la noche). Y dispongan del agua de una forma respetuosa, lo cual significa que no solo la arrojan por el inodoro. Se pueden regar las plantas, pero si lo hacen todos los días, las plantas se ahogarán. Así que, al menos en el lavabo, no en el inodoro, aunque obviamente va al mismo lugar, pero es un poco más respetuoso. 

Con frecuencia, las personas ofrecen un poco del primer té o café que preparan. Y si hacen una ofrenda de comida o algo así – esto es bastante común – no la dejan ahí hasta que se pudre. O si viven en un lugar en donde puede haber ratones o cucarachas y otros insectos que pululan y se comen la ofrenda, entonces Rinpoche siempre sugería guardarla en un recipiente de vidrio, particularmente en la India. Es un problema serio en la India. No sé aquí. Y con las ofrendas de comida que hacemos, está perfectamente bien comerlas después y no solo tirarlas a la basura. Y, obviamente, si van a ofrecer flores o cosas así, flores frescas, no dejar que se pudran.

Obviamente, hacer grandes ofrendas está muy bien si tenemos la habilidad de hacerlo, pero no nos volvemos dependientes de ello; no piensen que no pueden meditar a menos que tengan todo acomodado. Necesitamos ser muy flexibles con la meditación y la práctica diaria. Eso significa que, si estamos viajando, sea que estés en un tren, un tren nocturno o un avión nocturno, en una estación de trenes, en un aeropuerto o en donde sea, aun así, puedes hacer tu práctica diaria. Lo que es importante es tu estado mental y tu respeto por lo que estás haciendo, y al menos imaginamos alrededor de nosotros un lugar respetuoso y limpio. 

Para nosotros quizás es un poco difícil porque a la mayoría nos gusta que haya silencio cuando meditamos. Cualquiera de ustedes que alguna vez haya vivido en un monasterio tibetano – o, para el caso, en la India – saben que no es silencioso en absoluto casi nunca. Los pequeños novicios gritan con todas sus fuerzas los textos que están memorizando, y lo hacen muy tarde por la noche. Luego, las personas se levantan sumamente temprano y suenan las campanas, las trompetas y cosas así. Y todos hacen sus prácticas en voz muy alta. Si alguna vez han visitado los territorios de debate en un monasterio tibetano, se pueden tener cien debatientes – en pares, dos o tres juntos – unos junto a los otros gritando los debates a viva voz. Este es un entrenamiento increíble para la concentración. No puedes vivir en un monasterio tibetano y atravesar el entrenamiento en el debate a menos que tengas realmente una muy buena concentración.

Si alguna vez han estado en una de estas iniciaciones o ceremonias con Su Santidad el Dalai Lama, es extraordinario porque, mientras Su Santidad está haciendo el ritual y este tipo de cosas por sí mismo, está el líder del canto en un altavoz dirigiendo a los monjes y cantando algo completamente diferente, y Su Santidad no se molesta en lo más mínimo con ello. Esto no se hace con un volumen bajo; sale del enorme sistema de bocinas del auditorio, particularmente en Occidente. Así que este es un ejemplo de este tipo de entrenamiento. 

También necesitamos ser capaces de hacer nuestras prácticas y demás aun cuando haya ruido alrededor de nosotros. Esto puede ser muy desafiante. Digamos que vivimos en una habitación, y la televisión está encendida porque vivimos con otras personas. Ser capaces de hacer nuestra práctica mientras alguien más tiene la televisión encendida en la misma habitación o en el departamento contiguo, puede ser muy desafiante. Esa es la razón por la que visualizamos e imaginamos que esta es una tierra pura en la que todo es absolutamente perfecto y conducente para la meditación, en lugar de sentarnos ahí a rumiar y maldecir acerca de la ruidosa televisión que tienen en el departamento contiguo. 

Las ocho cualidades del agua

Ahora, el agua… Es muy interesante. En El continuo interminable – Uttaratantra en sánscrito, Gyu lama (rGyud bla-ma) en tibetano – de Maitreya, un gran texto indio acerca de la naturaleza de Buda y el refugio, habla acerca de las ocho cualidades del agua, y hay beneficios que se derivan de cada una de estas cualidades del agua. Es una lista muy interesante. Quiero decir, no solo revisamos listas y listas y decimos: “Qué aburrido”, sino que vemos lo que podemos aprender de ellas. 

1. El agua necesitar estar fresca – el beneficio de eso es que puede madurar en que seamos capaces de conservar una disciplina ética pura. 

Ahora, ¿eso tiene sentido? Fresca. Nos refrescamos del calor de las emociones perturbadoras, de tal forma que somos capaces de mantener la disciplina ética. Así que sugiere el beneficio que tiene. La idea en general es que cada característica, cada aspecto, vemos lo que puede recordarnos en nuestra práctica de tal forma que tengamos presencia mental de ello. “Presencia mental” o “recordación” (dran-pa) significa “sostener” “recordar”. Es como el pegamento mental. Recordar. ¿Cómo podemos recordar las cosas? Así que todo es representativo de algo más. 

Y no son símbolos. Un símbolo es algo que vemos y que cualquier persona en cualquier cultura podría decir a qué se refiere. Un círculo amarillo con pequeñas rayas que salen de él – todos sabrán que se trata de un símbolo del sol. Por el contrario, estas cosas son representaciones, lo cual significa que es necesario que se nos diga, se nos explique qué es lo que representa; no es obvio. Por lo tanto, si solo le muestran a alguien una imagen de Avalokiteshvara, esa persona jamás tendría una idea o pista de que se trata de una representación de la compasión. No es un símbolo, lo representa. Así que tenemos que aprender estas cosas. 

2. Luego, el agua necesita ser deliciosa – el beneficio de ellos es que podremos obtener comida del mejor sabor. Si es deliciosa, también pensamos en ser capaces de ofrecer cosas que son del mejor gusto, que complacen a otros.

3. El agua necesita ser ligera – lo que realmente agua ligera significa en oposición a agua pesada, no estoy seguro. Pero, en cualquier caso, ligera. El beneficio de ello es que tu mente y cuerpo son maleables – así que solo nos recuerda esto – y que es muy ligero, flexible. En otras palabras, supongo que no está congelada, así que no es pesada. 

4. Suave – esto sería como que las corrientes de nuestro entendimiento serán suaves.

5. Clara – nuestro estado mental es claro. 

6. No sucia – nos limpia de oscurecimientos; nuestra mente no está sucia. 

7. No lastima el estómago – así que no nos enfermaremos.

8. No lastima la garganta causando bocio – pienso que ya tenían conocimiento de que la deficiencia de yodo en el agua puede causar bocio. El bocio es este gran crecimiento en el cuello por una deficiencia tiroidea, una deficiencia de yodo. El beneficio de ello es que la voz se vuelve melodiosa. 

En cualquier caso, cuando ofrecemos agua pura, limpia – así que, si el agua del grifo está llena de todo tipo de químicos y cosas así, ofrezcan agua mineral, agua más pura – es un poco más respetuoso, ¿cierto? O si tienen un purificador de agua, entonces eso es menos caro. En otras palabras, lo que sea que ofrezcan, queremos que sea lo más limpio, lo más agradable y lo más puro que tengamos disponible. Y eso desarrolla las causas para que nosotros mismos, nuestra mente y todo, sea claro y puro. Y también, como una ofrenda, es una muestra de respeto.  

Obtener ofrendas sin hipocresía 

Si estamos obteniendo ofrendas, los textos dicen que lo hagamos sin hipocresía. Ahora, esto se vuelve muy, muy interesante. Hacen la diferencia entre personas laicas (cabezas de familia) y monásticos (monjes y monjas). Para los laicos lo importante es ganarse la vida de forma honesta. Así que, si obtienes ofrendas de tu medio de ganarte la vida, las obtienes sin engañar, sin cobrar de más, sin este tipo de deshonestidad. Aunque en otras enseñanzas podemos escuchar que hay ciertas profesiones que desearíamos evitar, como fabricar y vender armas, este tipo de cosas – hacer, vender y servir alcohol, ser cantinero o atender un bar (esa no es una ocupación muy linda porque solo alienta y ayuda a otros a emborracharse) – pero el énfasis principal aquí y, por lo general, lo que es más importante, es la honestidad. 

Hay una enorme cantidad de pastores en el Tíbet y Mongolia que sí venden algunos de estos animales para consumo de carne, no solo para productos lácteos. Una vez estuve en Australia con Kensur Ogyen Tseten, quien fue un gran lama – él era un abad retirado de uno de los colegios tántricos y maestro de Gueshe Ngawang Dhargyey – y las personas le preguntaron: “Vivo en una remota área en Australia. La única industria que hay ahí, la única profesión que existe ahí, es la de criar ovejas, las cuales, obviamente, serán enviadas al matadero. ¿Qué deberíamos hacer?”. Y él dijo: “Si no hay una forma de ganarse la vida alternativa, lo principal es ser amables con las ovejas, criarlas con tanta amabilidad y compasión como puedan y ser honestos en sus tratos”. Pero pienso que eso es un poco diferente de ser alguien que vende armas. 

Pero para los monjes y las monjas, aquí es donde entran las enseñanzas de lo que comúnmente se conoce como las cinco formas erróneas de ganarse la vida, así que lo tenemos que entender en ese contexto. Entonces se vuelve realmente muy interesante, porque se adentra verdaderamente en todo el tema de recaudar fondos para el Centro de Darma. Es lo mismo que recaudar fondos para el monasterio. ¿Cómo se obtienen las ofrendas o donaciones de los patrocinadores? Esto es lo que necesitan evitar:

1. Adulación – “Eres tan maravilloso” y demás. Adular a la persona para que entonces dé una donación. 

2. Dejar caer pistas de que necesitamos algo – “Oh, el centro de Darma realmente necesita esto o aquello”. No les preguntas directamente, sino que les mandas indirectas – tratando de engañarlos, en cierto sentido. O “qué útil fue tu última donación. Eres tan amable, eres tan útil”. Son pistas en el sentido de: “¡Da más!”. 

3. Chantaje – “Si no das, sufrirás daños y te quedarás pobre”. Esto es, dinero para protección: “Danos la donación y haremos una puya para ti y entonces no sufrirás daños”. Esto es como la mafia, ¿no es cierto?, dinero para protección. Y las personas hacen eso, ese es el problema. 

4. Soborno – Les das algo pequeño con la esperanza de que te regresen algo grande. Les das un pequeño mala o les das alguna cosita barata, una pequeña imagen de Chenrezig o algo así, con la esperanza de que te den algo grande a cambio. Ya saben, como en el servicio de correos. Envías correos para solicitar donaciones e incluyes un pequeño regalo. Este tipo de cosas: “Y si ofrece diez mil rublos, le enviaremos como regalo especial esta camiseta con Chenrezig. Y si ofrece cien mil, le enviaremos un tostador”, o algo así. 

5. De manera artificial – fingir ser muy santos cuando los patrocinadores llegan – te sientas perfectamente y todo está muy bien – para tratar de impresionarlos de cuán santo eres. 

Eso realmente nos da mucho en qué pensar, especialmente si estamos involucrados en recaudar fondos para el centro de Darma. 

Ahora, por supuesto que el método tradicional que los monjes emplean es andar por ahí con un tazón para mendigar cuando salen a pedir limosnas, y no piden nada. Pero esto es en una sociedad en donde los laicos tienen la costumbre de dar a los monjes y las monjas. Esto es mucho más difícil en nuestras sociedades en donde el público en general no está acostumbrado a eso. Así que, como digo, es difícil porque todo el negocio de la publicidad y demás está diseñado de muchas maneras para engañar a la gente para que compre algo. Entonces, cuando estamos tratando de recaudar fondos, realmente tenemos que considerar muy bien la estrategia que vamos a utilizar y tratar de no utilizar estas formas inapropiadas o ser como una compañía publicitaria, tratar de no engañar a la gente a través de trucos y esas cosas.

Top