Variables que afectan congruentes y no congruentes

El agregado de otras variables que afectan

Entre los cinco factores agregados (phung-po, sct. Skandha) que componen cada uno de los momentos de cognición, el agregado de otras variables que afectan ('du-byed-kyi phung-po, sct. samskaraskandha, agregado de las formaciones kármicas, agregado de las voliciones) contiene dos tipos de variables que afectan:

  • Variables que afectan congruentes (ldan-pa’i ‘du-byed)
  • Variables que afectan no congruentes (ldan-min ‘du-byed).

Las variables que afectan congruentes comparten cinco características congruentes (mtshungs-ldan lnga, cinco cosas en común) con la conciencia primaria (rnam-shes) durante ese momento de cognición. Solo son congruentes con esa conciencia primaria en términos de estas cinco variables, pero no son congruentes en todos los sentidos. No son idénticas a la conciencia primaria que acompañan.

Las variables que afectan no congruentes en este agregado acompañan a la cognición, afectan la experiencia, pero no comparten cinco características congruentes con la conciencia primaria de la cognición.

Cinco características congruentes según la escuela Vaibáshika

Según la visión Vaibáshika de Vasubandhu en Tesoro de temas especiales de conocimiento (Chos mngon-pa'i mdzod, sct. Abhidharmakosha), como lo explicó el maestro Gelug del siglo XVII Yeshe Gyaltsen (Kha-chen Ye-shes rgyal-mtshan) en:  Indicar claramente la forma de las mentes primarias y los factores mentales (Sems-dang sems-byung-gi tshul gsal-bar bstan-pa), las cinco características congruentes son:

  1. Dependencia (rten): depender del mismo sensor cognitivo (dbang-po) que la condición dominante (bdag-rkyen) para su surgimiento.
  2. Objeto (yul): dirigirse cognitivamente al mismo objeto focal (dmigs-yul) que la condición focal (dmigs-rkyen, condición objetal) para su surgimiento.
  3. Aspecto mental (rnam-pa): dar surgimiento a la misma apariencia cognitiva (holograma mental) del objeto focal como el aspecto que el objeto focal proyecta sobre ellos y que ellos asumen o aceptan,
  4. Tiempo (dus): surgir, morar y cesar simultáneamente
  5. Fuente natal (rdzas, entidad sustancial): aunque proviene de sus propias fuentes natales individuales – refiriéndose a las tendencias kármicas individuales (sa-bon, semillas kármicas, legados kármicos) - proviene de fuentes natales que tienen la misma inclinación (ris-mthun). Por lo tanto, trabajan juntas armoniosamente sin interferirse, por ejemplo, dentro de la estructura de una sola creencia (dad-pa) o intención (‘dun-pa).

Observemos que la explicación aquí del "aspecto mental" refiriéndose a un "holograma mental" concuerda con la interpretación Sautrántika de Vasubandhu. La escuela Gelugpa interpreta estos hologramas mentales como completamente transparentes y que la cognición de un objeto de sentido común externo es a través de ellos. Esta explicación también es aceptada por la Sautrántika Svatántrika y la Prasánguika. La escuela Vaibáshika, sin embargo, no acepta que un objeto focal externo proyecte su aspecto sobre una conciencia en la forma de un holograma mental. La Vaibáshika afirma que la cognición sensorial no conceptual es cognición directa (dngos-shes) de su objeto focal sin ese intermediario.

Para la Vaibáshika, los objetos materiales están hechos de conglomerados de partículas burdas, cada una de las cuales está formada por ocho sub-partículas sin partes: tierra, agua, fuego, viento, vista, olfato, gusto y sensación física. Cualquiera que sea la sub-partícula predominante determina qué tipo de partícula de conglomerado es. No hay sub-partículas de sonido; el sonido es considerado una vibración.

En la cognición sensorial no conceptual, el objeto focal está conformado por estos conglomerados de partículas burdas. El aspecto mental compartido por la conciencia primaria y los factores mentales no es un holograma mental arrojado sobre ellos por estas partículas conglomeradas. Más bien, es cada uno de los aspectos específicos (bye-brag) de estas partículas de donde la cognición toma el objeto focal como su objeto, basándose en sus sensores cognitivos asociados. En el caso de una cognición que depende de los sensores oculares, por ejemplo, los aspectos serían el color y la forma.

Cinco características congruentes según la Chitamatra

Según la visión Chitamatra en Antología de Temas Especiales de Conocimiento de Asanga (Chos mngon-pa kun-las btus-pa, sct. Abhidharmasamuccaya), como lo explicó Yeshe Gyaltsen, las cinco características congruentes son:

  1. Fuente natal (rdzas): las variables que afectan congruentes que acompañan a una conciencia primaria todas surgen de una sola fuente natal (una sola tendencia kármica) y tienen la misma inclinación que la de la conciencia primaria, y no de muchas fuentes natales diferentes con la misma inclinación.
  2. Aspecto focal (dmigs-rnam): dado que la Chitamatra no acepta que la cognición surja de una condición focal o que tenga un objeto focal real, esta característica congruente se refiere a asumir los mismos aspectos cognitivos que aquellos a los que se dirige cognitivamente,
  3. Naturaleza esencial (ngo-bo) es decir, el tipo de fenómeno que son como formas de conocer algo: a saber, destructivo, constructivo o no especificado,
  4. Tiempo (dus) surgir, morar y cesar simultáneamente,
  5. Plano (khams, reino) y nivel mental de bhumi (sa, sct. Bhumi) siendo elementos dentro del mismo plano de la existencia samsárica o dentro del mismo nivel bhumi de la mente de un arya bodisatva. Hay tres planos de existencia samsárica: el plano de los deseos sensoriales ('dod-khams, reino del deseo), el plano de las formas etéreas (gzugs-khams, reino de la forma) y el plano de los seres sin forma (gzugs-med khams, reino sin forma). Hay diez niveles bhumi de la mente de los arya bodisatvas (aquellos con cognición no conceptual de la vacuidad), que abarcan la mente que es el camino del ver (mthong-lam, camino del ver) y la mente que es el camino de la familiarización (sgom-lam, camino de la meditación).

Variables que afectan congruentes

Las variables que afectan congruentes consisten en todos los tipos de conciencia secundaria de un objeto (sems-byung, factor mental, mente secundaria) además de sentir un nivel de felicidad (tshor-ba) y distinguir ('du-shes, reconocimiento). Aunque los dos últimos tipos de conciencia secundaria comparten cinco características congruentes con la conciencia primaria que acompañan, constituyen sus propios factores agregados individuales.

Variables que afectan no congruentes

Las variables que afectan no congruentes son fenómenos no estáticos (impermanentes) que no son formas de fenómenos físicos (gzugs) ni formas de darse cuenta de algo (shes-pa). Como imputaciones sobre una continuidad mental, producen efectos en esa continuidad. Los ejemplos incluyen legados (semillas, tendencias) de acciones previas y de emociones y actitudes perturbadoras (nyon-mongs), de hábitos (bag-chags) y del “yo” convencional (nga).

Top