El sufrimiento como felicidad y lo sucio como limpio

Otros idiomas

La relación entre la consideración incorrecta de lo no estático como estático y del sufrimiento como felicidad

Hablábamos de nuestra consideración incorrecta de las cosas que cambian. Consideramos que algo así como una relación va a durar para siempre, mientras que, de hecho, en algún momento llegará a su fin. Entonces, incluso mientras dura, consideramos incorrectamente que es estática e inmutable, mientras que también cambia de un momento a otro.

Nuestra creencia de que esta proyección de nuestra consideración incorrecta es correcta puede tener una base doctrinal. Leemos todo tipo de cuentos de hadas y vemos películas de Hollywood que nos dicen que vamos a vivir felices para siempre, así que tenemos esta expectativa y eso es falso. Puede estar basada en la doctrina, pero incluso si entendemos que la publicidad que hemos recibido es absurda y falsa, incluso cuando entendemos que la vida no es un cuento de hadas, aun así, realmente no queremos aceptar eso. Todavía surge automáticamente una consideración incorrecta. Existe una gran resistencia, si nos examinamos a nosotros mismos, para aceptar lo que sabemos que es realmente imposible.

Necesitamos examinar más profundamente, y encontramos que hay otros tipos de consideración incorrecta que, en cierto sentido, se alimentan entre sí. Alimentan esta idea errónea de que todo es estático e inmutable. ¿Por qué quiero considerar esta relación como estable y estática, etc.? Porque la considero feliz: "tengo una relación feliz" y "me hace feliz estar contigo". El siguiente nivel es comprender que tenemos una consideración incorrecta de lo que se llama "sufrimiento como felicidad".     

¿Qué significa esto realmente? Está muy relacionado con este proceso de cambio. Pensamos, por ejemplo, que “tomar la mano de mi amado es felicidad; me hace sentir feliz". Bueno, si realmente nos hizo sentir felices, debería hacerlo para siempre. Sin embargo, cuanto más tiempo sostenemos la mano de alguien, en algún momento se vuelve muy incómodo. Queremos hacer otra cosa. No queremos pasar los próximos 20 años pegados a la mano de la otra persona. Entonces, su mano y la nuestra comienzan a sudar y se vuelve muy incómodo.

Si nuestro ser querido acaricia nuestra mano o alguna parte de nuestro cuerpo, está bien; pero si continúa haciéndolo durante una hora, nos sentiremos muy, muy adoloridos. Se convertirá en dolor. O si nos acostamos con alguien y lo rodeamos con nuestro brazo, muy rápidamente nuestro brazo se quedará dormido y nos sentiremos muy, muy incómodos. Si esta fuera la verdadera felicidad, cuanto más tiempo tuviéramos nuestro brazo allí, más felices deberíamos ser, pero obviamente no es así. Esta es una concepción falsa de que cualquiera de estas cosas es la verdadera felicidad. No son la verdadera felicidad porque se van a convertir en infelicidad y se van a acabar, con seguridad.  

No importa cuánto amemos a alguien, si nos quedamos con esa persona demasiado tiempo, comenzará a irritarnos: "Por favor, necesito estar solo un rato". No queremos que nos siga al baño. Una vez más, podríamos tener esta idea errónea del sufrimiento como felicidad basada en algún tipo de doctrina: se nos enseñó que esta es la verdadera felicidad: “Si compras este auto, serás verdaderamente feliz”, y así sucesivamente. Por lo tanto, podríamos haber recibido esto de la propaganda, de la publicidad o esta consideración incorrecta podría surgir automáticamente. Esto no significa que no exista la felicidad y que el budismo afirme que todo es miserable y horrible. No está diciendo eso, pero necesitamos entender la realidad de las cosas y no exagerar. "Es muy agradable estar contigo, pero ..."   

Las cosas cambian y lo que consideramos felicidad lo podemos disfrutar; sin embargo, en última instancia, no nos va a satisfacer. Cambiará; nos sentiremos frustrados, etc. Por lo tanto, todavía hay muchos problemas involucrados. Nos aburrimos de algo si lo tenemos todo el tiempo. Puede que me guste mucho el helado, pero si tuviera que comer solo eso durante los próximos años, me aburriría mucho. Todos nos aburriríamos. Esta es la consideración incorrecta de "sufrimiento como felicidad".  

Analicemos y dediquemos un poco más de tiempo a pensar en esto. ¿Qué consideramos realmente "felicidad"? ¿Lo estamos exagerando o qué estamos haciendo? ¿Cuál es nuestra actitud al respecto? Tratemos de comprender la conexión entre nuestras expectativas sobre la felicidad y la idea errónea que podríamos tener en cuanto a que las cosas son estables, siempre iguales. Porque, para relacionar esto con nuestra discusión sobre la vacuidad, aunque esto todavía no está en el dominio de la vacuidad, lo que tenemos que entender es la exageración, y eso es lo que tenemos que aclarar, que exageramos las cosas, y luego imaginamos que la realidad corresponde a esa exageración.

[Meditación]

Discusión sobre la felicidad

¿Qué entendemos por felicidad?

Esto se convierte en una pregunta muy complicada. ¿Es: “¡Oh! Qué maravilloso” y, como en una película de Hollywood, bajar bailando por la calle y cantar alguna canción? ¿Es la felicidad la satisfacción: "Muy bien, no es tan bueno, pero está bien, me callaré y me sentiré satisfecho con esto?". ¿Cuál es realmente la definición de felicidad? Esa es una pregunta importante. 

La felicidad es, ante todo, una "sensación". Estamos hablando de sentir algún nivel de felicidad o infelicidad; es la forma en que experimentamos la maduración de nuestro karma, una definición o explicación muy interesante. De actuar destructivamente, experimentamos los eventos (estar contigo, hablar con alguien, ver algo, escuchar música) con infelicidad; y como resultado del comportamiento constructivo, lo experimentamos con felicidad. En general, eso es de manera convencional de lo que estamos hablando cuando hablamos de sentirse feliz o infeliz. 

La felicidad también se especifica como ese sentimiento que, cuando lo experimentamos y cesa, pretendemos volver a experimentar. La infelicidad como ese sentimiento del que, cuando lo experimentamos, pretendemos separarnos. Los traductores tibetanos tradujeron el término sánscrito chandas, intención, con ' dod -pa , que significa "desear". Pero incluso con el término "desear", no estamos hablando del factor mental del "ansia". La palabra sánscrita que se traduce al tibetano como "ansia" en realidad significa "sed". "Tengo que liberarme de este dolor" y "tengo que experimentar esta felicidad de nuevo". No estamos hablando de esta exageración de convertir la felicidad en lo más maravilloso del mundo y la infelicidad en lo más horrible. Si seguimos el término sánscrito original que se usa, solo estamos hablando de sentirse “feliz” convencionalmente. Con la felicidad, sería bueno volver a experimentarla cuando cesa y eso es lo que buscamos como nuestra intención; y con la infelicidad, nos gustaría separarnos de ella cuando la experimentamos y esa es nuestra intención.    

Cuando hablamos de la consideración incorrecta del sufrimiento o la infelicidad como felicidad, se basa en una exageración diferente a que la felicidad es maravillosa y la infelicidad es horrible. Proyectamos que cualquier felicidad que tengamos va a durar para siempre. No es así, así que cuando cambia o termina, nos sentimos frustrados.

Ahora, por supuesto, la infelicidad tampoco va a durar para siempre. Sin embargo, como preferiríamos la felicidad a la infelicidad, tenemos problemas con exagerar la felicidad, tal vez porque no seamos felices muy a menudo. Pero, con respecto a la felicidad, tenemos esta expectativa, esta esperanza, de que de alguna manera, "si pudiera estar con mi ser querido todo el tiempo, sería feliz", o "si tuviera una gran cantidad de dinero en el banco, sería feliz".

Obviamente, hay muchas, muchas cosas que podríamos decir sobre la felicidad y la infelicidad, y cómo lidiamos con estas sensaciones y demás, pero eso es para otro momento.

Todos los seres sintientes desean felicidad o tener felicidad. Por ejemplo, si algún animal encuentra comida para su descendencia, se siente feliz e “incluso dar un bocado de comida” genera una fuerza positiva y resulta en felicidad, ¿no estamos atascados en nuestras impurezas mentales, o mente negativa, en esta discusión sobre la felicidad?

Es por eso que estoy haciendo la diferenciación aquí. Convencionalmente, tenemos felicidad e infelicidad. Todo el mundo quiere ser feliz; nadie quiere ser infeliz. Sin embargo, en nuestro tema de la consideración incorrecta, el problema es cómo consideramos esa felicidad, cuál es nuestra actitud hacia ella y cuál es nuestra expectativa de ella. No debemos exagerarla y considerarla incorrectamente como fantástica o que durará para siempre y que nunca conducirá a la insatisfacción, o que no se convertirá en infelicidad.

Una consideración incorrecta es exactamente lo que el término significa literalmente. Consideramos algo incorrectamente. Tomemos el ejemplo de la democracia y la libertad, que muchas personas consideran felicidad. Pero, ¿qué implican? Implican muchas opciones. Por ejemplo, que tenemos la libertad de elegir lo que nos gusta. Se realizó un estudio sobre esto, entre los diversos estudios científicos en los que Su Santidad participa y a los que patrocina. El estudio estaba investigando la felicidad. Lo que se descubrió fue que, cuantas más opciones tenemos, más infelices somos. Si hay 150 tipos diferentes de jabón o cereal para el desayuno en la tienda, vamos allí y pensamos: "No sé qué elegir, no sé cuál es mejor". Pensamos: "Debería hacerme feliz que haya tantas variedades, para poder obtener lo que quiero", pero ¿qué sucede? Elegimos algo y luego pensamos: "Quizás este otro hubiera sido mejor", por lo que nunca estamos realmente satisfechos con lo que tenemos. Siempre lo dudamos.

Es como cuando hay 600 canales diferentes posibles para ver en la televisión y encontramos algo, pero luego pensamos: "Tal vez algo más sea mejor". Básicamente, cuantas más opciones tenemos, más infelices somos. Tiene que ver con las expectativas. Si hay tantas opciones, esperamos que algo salga perfecto. Sin embargo, no hay nada perfecto. Tener todas estas opciones, que en realidad es sufrimiento, lo consideramos como "felicidad". Iremos a la guerra para llevar eso a países que no lo tienen. Eso es absurdo. ¿Por qué? Porque tenemos esta consideración incorrecta de que "esto es felicidad". 

En mi vida todo iba bien, con mis padres había mucho amor, y con mis amigos, y todo lo que quería se hacía realidad; sin embargo, por otro lado, me despertaba todas las mañanas y me preguntaba: "¿Qué estoy haciendo aquí?". Me di cuenta de que tengo muchas cosas materiales y no eran felicidad. Y ahora, incluso si perdiera lo que tengo, no estaría triste por eso. Así que ahora, es la verdad lo que me hace felizLa felicidad es cuando tengo un destello de la verdad, cuando puedo ver algo de verdad en la luz.     

Esto entra en otro nivel de discusión. Hay algo llamado "felicidad manchada y felicidad no manchada". Cuando algo está manchado, está mezclado con confusión, con no darse cuenta de cómo existe realmente. La felicidad manchada finalmente será insatisfactoria y un gran problema. Sin embargo, también puede haber una felicidad que no se mezcle con esta confusión. No surge de la confusión y no genera más confusión.

Entonces, si hablamos de lo que es la felicidad duradera, la felicidad duradera proviene de una separación de la confusión, una separación de, generalmente se traduce como "ignorancia" o "no darse cuenta". Es como una sensación de alivio, como cuando nos quitamos los zapatos ajustados; separarse de esa restricción es felicidad. Ahora, no estamos hablando de una separación temporal. No es como cuando comemos y temporalmente nos separamos del hambre, pero va a volver. No estamos hablando de eso. Esta es la felicidad problemática de la que estaba hablando. Estamos hablando de cuando nuestra confusión, nuestro no darse cuenta y todo, se ha ido para siempre, nunca volverá. Esa es una felicidad duradera. Eso es diferente; ese es un nivel diferente del que estamos hablando.

La felicidad de ver "la verdad" es ciertamente algo que se discute en el budismo. Sin embargo, es necesario profundizar mucho porque podríamos pensar que hemos entendido la verdad, mientras que no hemos profundizado lo suficiente, y luego, a veces, nos sentimos muy, muy decepcionados y frustrados. Este es un punto muy importante en las enseñanzas budistas, nunca pensar que hemos entendido lo suficiente hasta que nos convertimos en un buda.  Siempre necesitamos ir cada vez a mayor profundidad. A menudo, pensamos que nos hemos ocupado de un problema y que ya no tenemos ese problema. O pensamos: "Si surgiera un problema en el futuro, podría resolverlo bien". Sin embargo, cuando surge el problema, descubrimos que no es tan fácil.

Dediquemos unos momentos a pensar si tenemos una forma falsa de considerar la felicidad. Si estamos exagerando la felicidad y lo que consideramos felicidad, necesitamos deconstruir eso para ver que no es así. Disfrutamos lo que tenemos, pero nos damos cuenta de que esto no es la felicidad máxima, puede cambiar, etc., etc. Sin embargo, tratemos de no ser ingenuos al pensar que esto es fácil en la vida real. No es fácil porque tenemos mucho aferramiento que surge automáticamente de que esa felicidad dure, que sea la felicidad máxima y que "realmente, realmente me haga feliz". Lo hacemos, ese aferramiento surge automáticamente, particularmente cuando está dirigida a la felicidad de estar con alguien a quien estamos apegados.  

Puede que no estemos tan apegados a los objetos materiales, pero con otras personas y con el amor, estamos hablando de algo muy delicado. Ahora empieza a ser muy personal. "Quiero ser amado por ti". ¿Eso es felicidad? ¿Qué es? Interesante pregunta. Dime: “ser amado por ti”, ¿eso es felicidad o sufrimiento? Ahora estamos hablando de un “tú” especial, el que queremos que nos ame. ¿Eso es felicidad o sufrimiento? ¿Qué piensan?  

El amor contiene el potencial para el riesgo de sufrimiento futuro. Es como comer fugu, el pez globo japonés que es venenoso y letal si se prepara incorrectamente. 

Muy bien, ser amado por alguien, o amar a alguien, conlleva el riesgo de sufrir dolor cuando ya no nos aman. ¿Qué hay de las expectativas que tiene la otra persona, que acompañan el hecho de que nos ame? ¿Espera que estemos disponibles para ella cuando quiera, por ejemplo? ¿Espera que seamos perfectos, un ajuste perfecto para ella?

Por ejemplo, estaba muy enamorado, y terminó mal, y sufrí mucho. Pero si pienso en toda la historia ahora, ya no estoy sufriendo, porque aprendí mucho de eso.

¿Significa eso que ya no te lastimarán en otra relación en el futuro si también se termina? Este es el punto que estaba señalando antes. ¿Qué tan profundo hemos llegado para superar la causa del problema?

En las enseñanzas budistas estándar, dice que hay sufrimiento y hay sufrimiento del sufrimiento. Eso se refiere a tener dolor físico y, además, a tener dolor mental.

Hay ciertos niveles de intensidad de sufrimiento, eso es cierto. Sin embargo, al ser amados por alguien, ¿cuáles son nuestras expectativas? ¿Esperamos que exprese ese amor de la manera en que nos gustaría que se expresara? ¿Y si no lo expresa de esa manera? ¿Tiene que expresarlo todo el tiempo? ¿Necesita decirnos constantemente que nos ama para reafirmar eso? ¿Con qué frecuencia nos lo tiene que decir?  

Porque, de hecho, por muy agradable que sea sentir que alguien nos ama, ¿qué implica exactamente? ¿Cuáles son nuestras expectativas? La mayoría de nosotros sabemos lo terrible que se siente cuando sentimos que la otra persona ya no nos ama y que ahora ya no tenemos ese amor. ¿Qué es lo que está siendo amado por alguien? ¿Por qué no cuenta ser amados por alguien que no nos importa? Quiero ser amado por ti, por este. Por ejemplo, ser amado por ese no es felicidad, pero ser amado por este es felicidad. Esto es extraño. Ser amado por mi perro no es suficiente.       

A veces eso es suficiente.

A veces, sí. Bueno, ¿estamos contentos con eso? “Bueno, mi madre me ama. Eso es todo". Estas son cosas en las que pensar. No hay una respuesta clara e inmediata, pero estos son temas con los que tenemos que trabajar. Lo que queremos superar es esta consideración incorrecta, que se basa en la exageración.

Considerar lo sucio como limpio

Ahora bien, ¿por qué consideramos felicidad "estar contigo"? Puede deberse al siguiente tipo de consideración incorrecta. La siguiente consideración incorrecta es considerar algo - y estas son las palabras que se usan - "sucio como limpio". La frase que me gusta usar para analizar este síndrome es: “Si es la taza de mi amada, está limpia; si es la taza de la señora de la limpieza, entonces está sucia". “Estoy muy feliz de compartir la taza y la bebida con mi ser querido, pero no quiero compartirla con el borracho de la calle o con la señora de la limpieza, porque están sucios”. Esto es extraño, ¿no?

“Si beso a mi amado y le meto mi lengua en su boca, eso es limpio, es felicidad”, pero si metemos la lengua en la boca del borracho de la calle, ¿eso es felicidad, eso es limpio? "Oh, en la boca de mi amado, está limpio", y nos sentimos felices por eso. Esto es muy extraño. Este es otro nivel de consideración incorrecta. Es muy divertido si lo pensamos bien. Está perfectamente bien meter nuestro propio dedo en nuestra boca y hurgarnos los dientes, o incluso meter nuestro dedo en nuestra nariz, pero si alguien más mete su dedo en nuestra boca, ¿entonces qué? ¿Nuestro dedo está limpio, su dedo está sucio? Es gracioso, ¿no? “Puedo hurgarme la nariz, pero no voy a hurgar en la nariz de otra persona. Eso está sucio; la mía está bien".

Mi nariz no está limpia, pero es mía, esa es la diferencia.

¡Oh! Ya veo, esa es la diferencia entonces. Esto es extraño. Desde un punto de vista objetivo, es lo mismo. Una nariz es una nariz, no importa de quién sea. Eso nos lleva al siguiente nivel de consideración incorrecta, que tiene que ver con todo el tema de "yo" y "mío", y llegaremos a eso en nuestra próxima sesión. Estos cuatro tipos de consideración incorrecta están todos conectados entre sí: no estático como estático, sufrimiento como felicidad, sucio como limpio y un yo que no existe independientemente como un yo que existe independientemente.

Considerar algo sucio como limpio puede estar basado en la doctrina. Podemos usar un ejemplo de la India: “Si un brahmán sirve la comida con la mano”, como hacen los indios, “entonces, para mí, eso está limpio; pero si un intocable la sirve con la mano, está sucio”. Puede basarse en alguna propaganda, en alguna doctrina como esa, o podría surgir automáticamente. Nadie tiene que enseñarnos que "la copa de mi amada está limpia y la copa del borracho está sucia". Eso se convierte en un tema interesante. ¿Un bebé hace alguna diferencia? Realmente no. Es muy interesante con un niño pequeño, le enseñas a un niño lo que está sucio. ¿Le enseñamos a un niño lo que es limpio? "¡No te metas eso en la boca, está sucio!". ¿Le enseñamos: "Pon eso en tu boca, está limpio?".

De nuevo, pensemos en eso en términos de relaciones. Podemos llevar esto a muchos, muchos niveles diferentes. Desde un punto de vista budista, esto entra en todo el tema del cuerpo. Consideramos que el cuerpo humano es hermoso y limpio, mientras que si se quita la piel, ¿sigue siendo hermoso y limpio? Si miramos el interior del estómago, ¿es hermoso y limpio? Podríamos considerar la comida que comemos tan limpia y maravillosa, pero si la ponemos en nuestra boca y luego la escupimos, ¿sigue siendo tan limpia y maravillosa? Hay muchos, muchos temas que se estudian.

Ahora, la consecuencia de esto no es que "considero mi cuerpo malo y horrible", y luego tenemos una gran aversión y odio por el cuerpo, o por cualquier otra cosa. Ese no es el punto. No se trata de exagerar. Eso es importante recordarlo. La consideración incorrecta es una exageración de algo, convertirlo en algo grande y no ver realmente la realidad: la realidad convencional. ¿Por qué estamos tan felices de estar con nuestro ser querido? ¿Por qué estamos tan felices de tomar su mano? ¿Por qué estamos tan felices de compartir la cama con esa persona y no con otra persona? Es porque la consideramos especial. "Esto es hermoso, esto es limpio y esto es felicidad”. Espero que vean que todo esto está llevando a la relación de estos factores con la mente, cómo consideramos las cosas. Ahí es a donde nos dirigimos.        

Pensemos en esto por un momento, en términos de esta consideración incorrecta de lo que es sucio como limpio.

[Meditación]

¿Tienen alguna pregunta?

Preguntas

Explicó “considerar el sufrimiento como felicidad” y “considerar lo sucio como limpio” como dos pasos distintos. ¿No están relacionados o se refieren al mismo problema?

Están relacionados entre sí. Quizás podamos encontrar ejemplos en los que no necesariamente ambos estén involucrados en la misma situación. Sin embargo, ciertamente podemos pensar en una situación en la que estén involucrados todos estos factores. Estoy acostado con un ser querido en la cama y creo que esto va a durar para siempre, cuando obviamente no es así. Puedo pensar que esto es felicidad, mientras que, de hecho, mi brazo se duerme. La otra persona está encima de mí y quiero darme la vuelta, pero si hago eso, la voy a despertar, así que esto se vuelve muy incómodo. O estamos acostados uno encima del otro y "está tan limpia, estoy tan feliz", pero luego ambos comenzamos a sudar. ¿Es esto todavía felicidad? ¿Esto todavía está limpio? Estas cosas se relacionan entre sí.

En este ejemplo de acostarse con alguien, con un ser querido, también puede aparecer la cuarta consideración incorrecta: "Es contigo, así que esto es especial”. Si estuviéramos acostados aquí con el borracho encima de nosotros o el perro encima de nosotros, no es lo mismo. Consideramos: "Es contigo, por lo que es especial. Es la felicidad; está limpio".    

Sin embargo, estas cosas no siempre se juntan: "Es verano, considero esto como felicidad". Eso no está relacionado con la situación de: "¿El verano está limpio o no está limpio?". ¿El verano es felicidad? Bueno, si es felicidad, entonces si está a 45 grados centígrados, aún debería ser felicidad; sin embargo, obviamente, no es así. Entonces, el verano no tiene nada que ver con lo sucio o limpio. Pero para considerar al verano como felicidad, siempre debería ser felicidad, independientemente del calor que haga. A menudo, estos diferentes tipos de consideración incorrecta se juntan y esos son los ejemplos más interesantes, de hecho, porque generalmente son los que están más cargados emocionalmente, son emocionalmente más perturbadores e involucran más apego.

¿Hay otros ejemplos, además del cuerpo, de limpio y sucio?

“Si mi propia habitación está desordenada y la cama no está hecha, bueno, está bien; está limpio. Sin embargo, si la de alguien más está así, especialmente la de mis hijos, entonces eso está sucio"; nos enfadamos mucho. “Si me he puesto los pantalones durante una semana, bueno, está bien, todavía están limpios; puedo ponérmelos de nuevo. Sin embargo, si son los pantalones de otra persona que los ha usado durante una semana, está sucio. No quiero ponérmelos". Hay muchos ejemplos, pero es suficiente.

Hay tantas cosas así y, a menudo, las diferentes consideraciones incorrectas de ellas están relacionadas entre sí, especialmente si se trata de algo hecho por alguien que consideramos una persona especial. “Si mi ser querido cocina la comida, está limpia”, confiamos en ella. Sin embargo, si alguien más la cocinó, bueno, entonces ya no confiamos en ella. Quizás no lavaron los platos correctamente. “Si lavé los platos enjuagándolos con agua fría y limpiándolos con un trapo viejo que no he cambiado en un mes, eso está limpio. Si alguien más hace eso, está sucio ". 

¿Qué tal si "si como en casa de mi madre, es una cosa, pero si como en casa de mi suegra, es otra cosa?".

Exactamente. "Este restaurante está limpio, ese restaurante está sucio, permanentemente, nunca cambiará".

¿Tal vez es cierto?

Tal vez sea cierto esta vez; pero ¿es estático? ¿Siempre es así? "¿Todo lo que como en este restaurante me va a traer felicidad?". Creo que es muy divertido porque podemos observar esto. Voy a este restaurante: no me gustan muchas opciones. Si hay demasiadas opciones, realmente me trae infelicidad, así que tiendo a comer lo mismo todo el tiempo en un restaurante. En este restaurante encontré una cosa que me gusta y la como, pero una vez la comí y le pusieron demasiada sal y ni siquiera pude comerla, estaba tan salada, la cocinera olvidó que ya le había puesto sal y puso sal por segunda vez, o el cocinero estaba enfermo y alguien más lo preparó. Sin embargo, tenemos la expectativa de que siempre será felicidad, que nunca cambiará.

Por lo general, las situaciones son mucho más complejas y todos los días suceden otras cosas que influyen en la calidad de nuestra experiencia, incluso si vamos al mismo restaurante. ¿No es demasiado simple separar entre limpio y sucio cuando hay muchos más factores involucrados?

Eso es muy cierto, pero nuestro punto aquí de por qué estamos viendo estos problemas es que, si esperamos que la comida en este restaurante siempre sea la misma, siempre sea deliciosa, siempre nos traerá felicidad y siempre va a estar limpio, entonces tenemos un gran apego: "Realmente quiero ir allí". Tenemos esta gran esperanza. Sin embargo, si no cumple esa esperanza, esa expectativa, nos enojamos mucho, nos decepcionamos y frustramos mucho. Eso es lo que queremos evitar, ese sufrimiento que viene de estas expectativas, considerando que siempre va a ser así, siempre va a traer felicidad, etc. Las cosas cambian. Lo que dices es verdad, cambian. 

Si tengo un gran problema en casa y considero emborracharme o inyectarme alguna droga como "esto va a ser felicidad", vamos, eso no va a ser felicidad. El problema no va a desaparecer solo porque estemos borrachos o drogados. Estar borracho o drogado podría causar otros problemas, entonces, ¿es esto felicidad? Comer chocolate, ¿me va a hacer sentir mejor cuando no estoy contento? ¿Cuánto tiempo va a durar la felicidad que siento por comerlo? ¿Qué espero de comer chocolate?

Quizás pueda ayudar. Personalmente, me gusta el chocolate, así que si estoy de muy mal humor, está bien, podría comer un trozo de chocolate, pero no espero que esto haga un milagro. Si nos damos cuenta de que comer un trozo de chocolate puede darnos felicidad momentánea, o puede que no, si lo hace, lo disfrutamos y si no es así, entonces no tenemos ningún problema con comer un trozo. No le damos mucha importancia.

El punto es no exagerar. Cuando exageramos y proyectamos algo que es totalmente irreal, el resultado es que vamos a tener problemas; vamos a ser infelices. De eso se trata el budismo, de cómo superar el sufrimiento. Sin embargo, aquí estamos hablando de niveles burdos. Cuando entramos en la discusión de la vacuidad, se vuelve cada vez más sutil, pero primero tenemos que lidiar con estos niveles burdos.

Top